El volante de Atlético Madrid habló ante los medios y compartió su admiración por Riquelme y revelaciones de sus dos períodos como futbolista en La Academia.

Rodrigo De Paul compartió algunas vivencias y experiencias ante los medios de comunicación de sus dos períodos como jugador de Racing en 2013-14 y, además, en 2016. En aquellos tiempos, el volante de la Selección era uno de los juveniles que debutaron en el plantel de Primera junto a Bruno ZuculiniLuciano Vietto, entre otros.

Una de las revelaciones fue la posición en su estreno en La Academia y lo que precisaba para llegar a jugar en el continente europeo y La Albiceleste. Esto dijo: «En Racing era más volante extremo, no con tanto recorrido. Después, con el tiempo te das cuenta de que en el fútbol argentino por ahí con sacarte un tipo de encima, no alcanza. No para el nivel que yo quería jugar en Europa y Selección«.

Asimismo, confesó su admiración hacia el máximo ídolo Xeneize y actual Vicepresidente de la institución de la Ribera, Román RiquelmeDe chico era hincha de La Academia, pero siempre me gustó Román. Yo jugaba ahí, de enganche en el fútbol baby, era la época de él en su mejor etapa como jugador«.

De Paul jugó en Racing en 2013-14 y, además, en 2016.

Luego la entrevista pasó a un lado más íntimo cuando el volante del Atlético de Madrid habló de una charla de vestuario que tuvo con el ex-Capitán de Racing, Sebastían Saja. La conversación se dio en 2013 cuando ambos defendieron los colores del equipo de Avellaneda.

Según lo que contó el mediocampista de la Selección, las palabras del ex-arquero le cambió la forma de pensar en su futuro como futbolista profesional. «Siempre recuerdo cuando Saja nos sentó en la mitad de la cancha a todos los chicos que recién subíamos a primera y nos preguntó de qué lado queríamos estar. Eso me sirvió para saber que si queriamos triunfar y hacer una carrera dependía solo de nosotros»

Rodrigo De Paul dejó por sentado que Saja quizo concientizar a los jóvenes sobre lo que significa convertirse en jugador de Racing con su pregunta: «¿En que lado de la lista querés estar?«. Sin duda, dicho cuestionamiento aportó el granito de realidad necesario para afrontar con profesionalismo los siguientes años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here