La Academia fue superior en el primer tiempo, pero en el complemento estuvo a nada de perderlo

En horas de la noche del domingo, Racing igualó 0 a 0 frente a Boca y se quedó con un punto como local. En esta oportunidad, el local fue bastante superior a su rival en casi todo el transcurso del partido, pero sobre el final y a instancias del VAR, casi un penal cambia la diferencia. Todo terminó cero a cero y en Avellaneda se repartieron los puntos.

Poca eficacia en el primer tiempo

En la primera mitad disputada en Avellaneda, el equipo de Fernando Gago fue superior al Xeneize desde el primer minuto de juego. Con profundidad y asociaciones entre sus futbolistas, tuvo varias chances de ponerse en ventaja pero no logró conseguirlo.

Una de estas oportunidades vino con un disparo desde afuera de Aníbal Moreno y otra, con una gran jugada colectiva que Agustín Rossi le ahogó lo que era el grito de gol a Leonel Miranda. Con el correr de los minutos, Racing seguía siendo mejor que su rival, pero con menos claridad e intensidad que en la primera media hora de juego.

Así las cosas, Fernando Rapallini pitó el final de los primeros 45 minutos y ambos se fueron al descanso sin diferencias en el marcador pero sí en el desarrollo. Racing con ganas de más y Boca, un poco conforme por haberse salvado en tantas oportunidades.

La Academia fue mejor en la primera mitad, pero no concretó las que tuvo y se fue al descanso cero a cero

Menos intensidad y polémica en el complemento

Por su parte y en el complemento, Racing siguió con las mismas intenciones y poco a poco se fue desgastando. La primera clara la tuvo Carlos Alcaraz, pero sin éxito por la salida de Rossi. Así mismo y desde el banco de suplentes, Jonathan Gómez tuvo un disparo desde afuera pero la pelota se fue un poco alta. Intenciones, no tanta conexión y mucho empuje. Eso fue lo que tuvo a favor el local, pero siguió sin poder concretarlo en el arco rival.

Mientras tanto, el conjunto de Hugo Benjamín Ibarra aguantó y se dispuso a salir de contra. Con algunas modificaciones, pudo abrir el marcador pero no pudo lograrlo de cara al arco defendido por Gabriel Arias, que volvió a defender el arco tras varios meses de ausencia y en lugar de Gastón Gómez.

A dos minutos del final, Cristian Medina disparó desde afuera y el chileno, que no había sufrido tanto peligro la mandó al córner. Un susto grande que terminó quedando en segundo plano, porque después el trasandino salvaría otra vez al equipo tras un buen remate de media vuelta de Luis Vázquez. Además, la polémica aparecería en el cierre.

Dicho esto y cuando parecía que todo terminaba en cero, una jugada desafortunada en la que Gómez quiso cortar a Sebastián Villa, la pelota le pegó en la mano. Si bien algunos interpretaron que el ex Argentinos Juniors retuvo el balón dentro del área, a instancias del VAR, el juez principal determinó que todo seguía igual.

La polémica va a trascender durante toda la semana, pero Racing mereció más y hasta sufrió demasiado. Ahora, deberá poner paños fríos y pensar en lo que viene, ya que en la próxima visitará a Banfield, al que no le gana de visitante desde hace ya 5 años atrás.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here