La Academia igualó 3 a 3 frente a Tigre tras ir arriba por dos goles de ventaja en el marcador

En el transcurso de la tarde del domingo, Racing recibió a Tigre en su estadio y se termina llevando un empate con gusto a poco. El equipo de Fernando Gago lo ganaba 3 a 1, pero terminó igualando 3 a 3. En esta ocasión, los goles del local los hicieron Copetti, Miranda Rojas, mientras que para los visitantes anotaron Protti Retegui, en dos oportunidades.

Un primer tiempo electrizante

En el primer tiempo disputado en Avellaneda, el primero que intentó lastimar al arco rival fue la visita con un remate de Facundo Colidio que tapó bien Gastón Gómez. Sin embargo, Racing pegó primero y tras un gran pelotazo del defensor Emiliano Insúa, el paraguayo Matías Rojas encaró por derecha, dio un gran centro atrás para que Enzo Copetti la empuje con olfato goleador y ponga el 1 a 0 a tan sólo nueve minutos del pitazo inicial del juez Yael Falcón Pérez.

El susto, llegaría más tarde tras una buena combinación de los de Victoria, que, con una buena jugada colectiva, Colidio definió al costado de la red aunque algunos pensaron que era gol. Luego, la Academia respondería y con la misma fórmula pero desde el otro costado. Con un desborde de Eugenio Mena y otro buen centro atrás, Leonel Miranda puso el 2 a 0 a los 27 minutos. Tan solo 5 minutos más tarde, el elenco de Diego Martínez llegó al descuento en los pies de Mateo Retegui, que de penal y tras una falta de Jonathan Galván, ponía el 2 a 1. De todos modos, la frutilla de los primeros 45 minutos aparecería al final de esta electrizante etapa.

En este sentido y tras un contraataque, Copetti cayó fuera del área y Rojas se adueñó de la pelota para ejecutar el tiro libre. Confiado, decidido y con toda la calidad de su pierna izquierda, el guaraní le reventó el arco al palo de Manuel Roffo, para que el local se vaya al descanso más tranquilo, 3 a 1 y con una diferencia de dos goles en un período que fue por demás atractivo.

Sobre el cierre de la primera mitad. el paraguayo Matías Rojas convirtió un golazo de tiro libre para poner el 3 a 1.

Un complemento para olvidar

Comenzados los segundos cuarenta y cinco minutos, se vio un juego también atractivo como el primer período, pero con una merma en el desgaste. Dicho esto, la primera y casi única clara que tuvo Racing fue un cabezazo de Alcaraz que se fue lejos del palo. A su vez, luego de pasados unos minutos, pasaría lo peor y el segundo tiempo sería para olvidar.

Así las cosas, a los 17 minutos, el defensor Insúa dio un pase hacia el área chica para el arquero Chila Gómez, que quiso salir jugando y se enredó. Ante esto, el delantero Ijiel Protti le robó la pelota y con el arco a su merced, convertía el descuento. Luego y todavía aturdido, la Academia tuvo un cabezazo de Insúa que se fue cerca tras un córner.

La visita seguía intentando y Sebastián Prieto dispararía desde afuera pero sin peligro. Otra vez Racing respondió y un disparo de media distancia de Alcaraz lo tapó el arquero visitante. Lamentablemente, el Matador llegaría al empate tras un cabezazo que pegó en el palo y el rebote caería en la cabeza de Retegui para poner el 3 a 3 definitivo. Del mismo modo y en la cabeza de Tomás Chancalayestuvo cerca de ganarlo, pero no alcanzó.

Un resultado que refleja el partidazo que se vivió en el Cilindro de Avellaneda, pero que también preocupa mucho por haber perdido la ventaja de dos goles a favor. En la próxima fecha y lo que viene, Racing no se podrá dar el lujo de que le vuelva a pasar y habrá que ver, si lo pagará caro cuando lleguen los tiempos de definiciones en la Liga Prfoesional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here