El tremendo golazo del Demonio en el inicio del partido determinó el triunfo de La Academia ante el Rojo por la séptima fecha de la Liga Profesional.

Racing venció a Independiente por 1 a 0 en el Cilindro y se quedó con el Clásico de Avellaneda por la fecha 7 de la Liga Profesional. El tanto lo anotó Gabriel Hauche al minuto 8 con una chilena espectacular. Lo mejor del encuentro se vio en la primera mitad.

La Academia llegaba al clásico de Avellaneda a sólo 4 puntos del líder Gimnasia e invicto en su recinto con 3 victorias por el torneo doméstico. Por su parte, el Rojo venía de perder sus últimos dos partidos por idéntico resultado por 3 a 1 y a mitad de la tabla general que ocasionó el repudio de su propio simpatizantes.

El gol prematuro del Demonioal minuto 8 del primer tiempo fue de otro planeta y anticipó que ibamos a ser testigos de un duelo intenso. La habilidad del extremo de Racing para aprovechar con poco espacio y ejecutar una chilena para dejar sin reacción al guardameta Sebastían Sosa, luego de un cabezazo de un corner, decretaba la ventaja de 1 a 0 en el encuentro.

Racing Club vs. Independiente
Hauche anotó el gol al minuto 8 del PT.

Posterior al tanto del local, el juego se marcó por las constantes faltas de ambos clubes que originó que Rapallini fuese protagonista. La Academia tuvo un poco más la pelota que su rival y explotó los pases largos y las jugadas con toques rápidos para desequilibrar a los defensores. Así, llegó el penal que le cometieron a Emiliano Vecchio al 20´, que después fue malogrado por Enzo Copetti al estrellar la pelota al caño derecho.

Mientras, el Rojo se defendía como podía y veía como los primeros 45 minutos se marchaban sin mayores sustos para el arquero oponente Gastón Gomez. Racing pudo convertir un gol más con los disparos de Hauche y Leonel Miranda que atajó Sosa el primero y el segundo paso desviado.

La primera mitad cerró con un desgarro de Vecchio que provocó su salida del clásico (Entró Jonathan Gómez) y el sospresivo cambio al minuto 37 de Damián Batallini a pedido de su entrenador Eduardo Domínguez para resguardar al futbolista que ya tenía una amarilla. Una decisión que llamó a la atención de muchos ya que el atacante era en aquel entonces su mejor jugador.

Racing Club vs. Independiente
Racing celebrando el gol del Demonio.

El segundo tiempo inició con un proyectil impactando al delantero Leandro Fernández al 48´ y con el aviso de Facundo Ferreyra que sacó un potente remate de derecha que «Chila» Gómez envió al córner al 60´. Señales que el Rojo salía con todo a bucar la igualdad.

Racing mantuvo la intensidad en la segunda mitad con los ingresos de Carlos Alcaraz y Johan CarboneroCopetti habilitó al colombiano para que este último rematase al arco para exigir la intervención de Sosa al 70´. Independiente volvió a inquietar con Lucas Romero que le pegó fuerte de media distancia y que «Chila» Gómez dio rebote y para fortuna del local, Alex Vigo no pudo aprovechar en segundo término al 80´.

La Academia metida atrás con la meta de quitar, salir de contra o despegar cualquier peligro. Por medio de la solidez de Leonardo Sigali y Emiliano Insúa en los 15 restantes (Rapallini agregó 5), el equipo fue un cerrojo para no permitir el empate y llevarse el clásico de Avellaneda.

Racing Club vs. Independiente
Miranda y Batallini batallando por la pelota.

La tónica de juego cortado y al límite fue una permanente en los 90´. Los dos equipos rasparon hasta llevar las estadísticas de faltas a 37 y a 8 amonestados. Los últimos instantes era más empujes y ganas que tácticas y estrategias en el campo.

De esta manera, Racing logró el triunfo ante Independiente por 1 a 0 en la séptima jornada en el estadio Presidente Perón, se adueño de toda Avellaneda y alcanzó los 13 puntos en el certamen. Por su parte, el Rojo sigue con 7 unidades en los puestos de abajo en la tabla general de la Liga Profesional de Fútbol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here