El Cabezón, que recientemente se retiró del fútbol, contó que de chico era hincha de La Academia y tenía el deseo de jugar en el club.

Es sabido que muchos jugadores son hinchas de otro club y no precisamente de donde se formaron o hicieron gran parte de su carrera. Podemos poner como ejemplo el caso de Norberto Alonso, uno de los máximo ídolos de River, que era hincha de Racing, Daniel Passarella de Boca o el mismo Carlos Bianchi de River. Por este mismo camino podríamos decir que va Andrés D’Alessandro.

El Cabezón, se retiró la semana pasada jugando para Internacional de Porto Alegre, donde es muy querido. Surgido de las divisiones inferiores de River y con pasado también en San Lorenzo, confesó que algo que le quedó pendiente fue ponerse la de la Academia: «Si fuese por mi tío, por mi abuelo y por mi viejo le hubiese gustado que juegue en Racing».

Andrés D'Alessandro Racing Club

A pesar del deseo de su familia, nunca estuvo cerca de llegar a Avellaneda pero admitió que en los últimos años existió una comunicación. «Diego (Milito) me llamó y hemos charlado varias veces, pero nunca se dio nada concreto. Él sabía lo que representaba Racing para mi familia», afirmó. Ambos tienen una muy buena relación desde que fueron compañeros en Zaragoza. 

Por último, dijo que de chiquito iba al Cilindro con su papá y él siempre le decía que mirara los movimientos de Rubén Paz. El «10» uruguayo es su ídolo y en las redes sociales han compartido fotos juntos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here