La Academia mereció más y lo sufrió, pero consiguió sumar de a tres en Uruguay.

En horas de la tarde del jueves, Racing tenía su debut en la Copa Sudamericana como visitante ante el River Plate uruguayo. Por suerte para todos los académicos, el equipo fue superior a su rival de turno y comenzó el certamen internacional con el pie derecho. Fue triunfo por 1 a 0 con gol de Miranda cuando el partido parecía quedar con el cero clavado.

En el primer tiempo jugado en Uruguay, la Academia se mostró fiel a su estilo pero esta vez se encontró con un muro defensivo. Con paciencia y posesión del balón, el equipo de Fernando Gago intentó desanudar el bloque que armó el técnico charrúa. Sin embargo, tuvo algunas situaciones para lastimar el arco defendido por Salvador Ichazo pero no pudo profundizar para llegar al gol que le diera una ventaja por lo menos transitoria.

En esta etapa, la jugada más clara tuvo lugar a los 8 minutos. En una buena conexión colectiva, Facundo Mura se encontró mano a mano con el guardameta uruguayo pero este tapó muy bien. Así mismo, otro que intentó fue Matías Rojas cortando desde la izquierda hacia la derecha y su disparo se fue desviado. Por último, otros dos que lo intentaron pero sin éxito fuero Jonathan Gómez con un disparo desde lejos y de igual manera lo hizo  Tomás Chancalay, pero con un intento a pura individualidad que se fue lejos del arco.

Claramente el combinado argentino fue superior a su rival pero no encontró los espacios para quedar más cómodo para definir. Un trámite parecido al del fin de semana ante Sarmiento, pero en esta oportunidad fue un poco más punzante y se fue al descanso empatando sin goles.

River Plate vs. Racing Club
La Academia dominó en la primera mitad pero no pudo penetrar el arco del equipo uruguayo.

En la segunda mitad, el equipo argentino siguió siendo el equipo que más buscó pero por momentos lo sufrió. Manteniendo lo hecho en la primera etapa, salió a jugar de la misma manera pero se encontró con que el Darsenero estaba más ordenado y mejor dispuesto a salir de contra. Como si esto fuera poco, su arquero casi se convierte en la figura del duelo.

A los tres minutos, llegó el primer contraataque local que asustó al arco de Gastón Gómez en los pies de Gonzalo Castro, pero se fue al córner. A su vez y sin queriendo ser menos, la Academia también quiso lastimar con un disparo de Rojas y otro de Gómez, que sacó de muy buena manera el golero uruguayo. Pero ahora la preocupación llegaría por la lesión de Eugenio Mena, que tuvo que salir reemplazado a los 6 minutos por un problema físico.

El histórico Chory Castro asustó a la Academia en el amanecer del segundo tiempo.

Otra vez llegaría Racing y otra vez respondería el arquero charrúa. Y diez minutos más tarde, el local se perdería la apertura del marcador por parte de Thiago Borbas, que hizo todo bien menos la definición que se fue alta y lejos del arco. Dos minutos después, el que controlaba el cero del arco académico fue Chila, que le tapó un gol hecho a Nicolás Sosa.

Pasado el susto de varios minutos, la Academia volvió a hacer su juego habitual y empezó a empujar. Una jugada interesante fue la de Emiliano Insúa, que colocó un buen centro para Enzo Copetti que se fue cerca. Sin embargo, tarda en llegar pero hay recompensa. Con el tiempo cumplido y tras un córner desde la derecha, el local salió muy mal del área y de este modo, Leonel Miranda aprovechó y puso un cabezazo para el 1 a 0 definitivo. La pelota pidió permiso, pero entró y Racing ganó y comenzó en la copa con el pie derecho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here