El jugador salido del Tita pudo volver al Presidente Perón para darle el ascenso a Barracas Central después de 87 años.

Carlos Fernando Valenzuela nació un 22 de abril de 1997 y su historia con Racing comienza a sus 11 años de edad, cuando arribó a las inferiores del club desde su Santiago del Estero natal. Llegó a tener un solo encuentro vistiendo la camiseta albiceleste, en un amistoso de verano frente a Independiente en 2016. Sin embargo sus participaciones en la Academia no fueron más allá de eso y el entonces entrenador de Racing, Facundo Sava, no lo tuvo en cuenta principalmente debido a que ya tenía una gran cantidad de delanteros en el plantel.

Luego de un paso a préstamo por Nueva Chicago, quedó libre de Racing y fue Barracas Central quien lo acogió. Con el Guapo logró el ascenso de Primera B Metropolitana a la Primera Nacional en 2019, y luego en 2020 fue cedido a préstamo al Famalicão de Portugal. Volvió en junio de este año para afrontar la segunda rueda del torneo de la Primera Nacional y su equipo logró ubicarse en la primera posición de la zona, lo que los clasificó a la primera final por el ansiado ascenso a la Liga Profesional de Fútbol.

Sin embargo el Guapo y Valenzuela debieron esperar para cumplir el objetivo del año ya que cayeron contra Tigre en la primera final, y debieron afrontar el reducido. Venciendo a Almirante Brown en la semifinal, debían enfrentarse a Quilmes en el Cilindro de Avellaneda. El equipo de Valenzuela venció por penales al Cervecero, dirigido por el mismísimo Sava, que años atrás no tuvo en cuenta a “Chiche” y debió ver como éste convertía el último penal para Barracas, sellando la historia y frustrando las ilusiones del Colorado de devolver a Quilmes a Primera.

En las notas post-partido en el césped del Presidente Perón, Valenzuela declaró: “Llegué acá a los 11 años de Santiago del Estero. Racing y este estadio lo siento como mi casa. Yo estuve en la pensión y pasar este momento de ascender acá es algo muy lindo. Tengo mucha emoción por haber podido jugar acá nuevamente, ya que es el club dónde salí y pasé muchos años en la pensión. Racing es un club grande y yo quiero jugar en equipos grandes”.

¿Volverán a cruzarse los caminos del jugador y la Academia?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here