La Academia no está en puestos de Copa Sudamericana pero se aferra a las probabilidades matemáticas.

En el transcurso de la tarde del domingo, Racing cayó como local ante Colón y si bien demostró mejor juego que en otras ocasiones, la derrota final lo perjudicó mucho. En este sentido y luego de la caída ante el Sabalero, la Academia quedó décimo en la tabla general por debajo de Defensa y Justicia y está fuera de la clasificación a las copas.

De todos modos, aún quedan cuatro partidos por jugarse en la Liga Profesional y en Avellaneda se aferran a las probabilidades matemáticas que le den chance. Un dato no menor, es que si se consagra campeón River Boca Talleres de la Copa Argentina, se liberan dos cupos para la próxima Libertadores y otros dos para la Copa Sudamericana.

Una situación que hace un año era por demás impensada, ya que en ese entonces el equipo dirigido por Sebastián Beccacece eliminaba al Flamengo (vigente campeón de américa) en el Maracaná. Con la posterior de Diego Milito, este año 2021 fue una improvisación total, marcada por el desconcierto y la no planificación. Pasaron dos entrenadores en 12 meses y hubo un interinato en el medio que duró más de lo normal.

Las consecuencias han quedado en evidencia y se espera que para el año que viene se empiece a ver la luz al final del túnel. Caso contrario, la bola de nieve será una avalancha difícil de parar y ojalá, a partir de enero, las energías se renueven con un cambio de timón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here