La Pantera es uno de los que sonó para regresar a La Academia, pero selló un nuevo vínculo con el equipo de la MLS hasta fines de 2023.

Gustavo Bou quedó marcado para siempre en los corazones racinguistas. Llegó de forma resistida, pero a fuerza de goles hizo que la gente cambiara de opinión. Goleador del equipo campeón 2014 de la mano de Diego Cocca y de la Copa Libertadores 2015, fueron algunos de sus logros en su primer ciclo.

Tuvo una segunda etapa en el segundo semestre del 2018, pero no sumó muchos minutos y partió a México. Con seis meses en Tijuana, decidió irse al New England Revolution. Allí, es uno de los máximos artilleros del actual torneo que marcó un récord de puntos en la historia de la temporada regular de la MLS.

Su contrato vencía en diciembre próximo, por lo que algunos se ilusionaban con un posible retorno al club. La realidad es que su alto rendimiento hizo que los dirigentes no duden a la hora de ofrecerle un nuevo vínculo. La Pantera, cómoda con su vida en familia en Estados Unidos, firmó por dos temporadas.

«Gustavo ha sido una parte esencial de nuestro equipo desde su llegada en 2019 y ha demostrado estar entre los jugadores de ataque más prolíficos de la liga», dijo su entrenador, Bruce Arena. Lo cierto, es que habrá que esperar, por lo menos dos años más, para verlo por tercer ciclo con la celeste y blanca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here