La Academia cayó por 1-0 ante el Calamar en el Cilindro por la Liga Profesional y desperdició la chance de seguir escalando en la tabla.

En horas de la noche del viernes, Racing debía disputar su partido por la Fecha 16 de la Liga Profesional ante Platense. Si bien el duelo se mostraba propicio para volver a sumar de a tres y meterse en zona de Copa Sudamericana, como local, con la gente y el envión, el equipo de Claudio Úbeda sumó una nueva decepción. Una situación adversa que parece no tener fin…

En el transcurso del primer tiempo disputado en Avellaneda, se vieron dos intenciones por parte de los dos equipos, pero sin dudas el que mejor pudo llevarla a cabo fue el visitante. En este sentido y a pesar de que Racing era el local, las intenciones que se apreciaron en el conjunto de Claudio Úbeda eran buenas, pero resultaron poco punzantes tras algunas malas decisiones.

Así mismo y con Platense plantado para ver que hacía su rival, este fue más preciso saliendo de contragolpe y tuvo alguna jugada clara. Por su parte y en cuanto a La Academia, las más claras fueron solo en jugadas más espontáneas que terminaron en remates desde afuera del área por parte de Matías Rojas o Tomás Chancalay, que terminaron saliendo desviadas. Con una mitad de cancha casi inexistente, el primer tiempo cerró de área a área pero sin grandes aproximaciones por parte de ambos conjuntos.

Racing Club vs Platense
Un primer tiempo aburrido, pero Platense pudo lastimar con muy poco.

Mientras tanto, en lo que fue el desarrollo del segundo tiempo, parecía que algunas cosas iban a cambiar. Con el Calamar dispuesto a esperar atrás, el Sifón decidió colocar a Maximiliano Lovera para lograr más desequilibrio. Sin embargo, hasta los primeros 15 minutos, el equipo movió la pelota de lado a lado sin lastimar y el rival se mantuvo igual,  esperando a salir de contra. Más allá de las distintas jerarquías, Racing no pisaba el área y lo peor estaba por llegar.

Los de Vicente López estaban tranquilos que les podía llegar la oportunidad y en Avellaneda, desesperados por meter el gol. Así las cosas, los de Spontón estaban conscientes de lo mencionado y tras un córner mal ejecutado, llegó un remate desviado de Hernán Lamberti que, pese a disparar muy mal, ponía el triunfo de la visita y le daba el desconcierto total a Racing.

Después de ponerse en ventaja, en las tribunas y el campo de juego, el Cilindro era un cúmulo de nervios. Aturdidos por conseguir el empate, los de Úbeda continuaban atacando sin ideas y como respuesta lógica, la visita estuvo cerca de poner el 2 a 0, pero Gabriel Arias estuvo atento para evitar un papelón mayor. Nada cambia, la desilusión sigue siendo moneda corriente y este Racing parece no tocar fondo. Habrá que barajar y dar de nuevo desde ya, porque así en el futuro cercano, todo será muy difícil y no pinta nada bien…

1 Comentario

  1. Aclaremos que el afortunado gol de Platense no viene de un córner mal ejecutado, sino de un mal rechazo de Lopez que deja la pelota al rival en la boca de nuestra área….

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here