El futbolista surgido en el Predio Tita hizo un descargo en sus redes sociales.

En la jornada del martes, se conoció la noticia de que Nicolás Muscio había vuelto de su préstamo en Deportivo Armenio pero al no poder entrenar con Racing, el surgido en el Predio Tita publicó un mensaje como queja sus redes y este miércoles lo aclaró todo.

En este sentido, el ex jugador de Temperley explicó: «En estos días me expresé en redes sociales y por este motivo, es que vuelvo a hacerlo por este mismo medio. A veces los jugadores de fútbol tomamos decisiones apresuradas o sin consultarlas. Decisiones que pueden ser intempestivas, sin pensarlas demasiado, pero son respuestas a momentos de duda, de frustración, en los que quizás nos encontremos sin alguien que nos aconseje en el camino a tomar»

Y continúa: «En dos semanas voy a ser papá y en muchas situaciones me ganó la ansiedad y la incertidumbre de no saber cómo va a continuar mi carrera deportiva. Es por eso que quiero aclarar mi situación, ya que se generó en redes sociales algo con lo que no me siento bien» Y agregó: «El club me cedió a préstamo a Deportivo Armenio desde febrero de 2021 hasta diciembre de 2021. Pero debido a que tuve entre dichos con una persona del club yo tomé la decisión de rescindir ese contrato con Deportivo Armenio de manera unipersonal en septiembre de este año, y luego di aviso a Racing

Por otro lado, su mensaje enuncia: «Ahí estuvo mi error y por eso pido disculpas. El camino era al revés. Debí avisar antes de tomar la decisión. Por eso asumo mi responsabilidad y lo único que deseo en este momento es recomponer la situación. Hace 18 años que llegué a Racing, tuve la suerte de poder llegar a primera división y tengo las fuerzas necesarias para empezar de cero una vez más. A veces no tengo respuestas para darle a Camila, mi compañera, que va a ser mamá de Delfina en pocos días. Y no la quiero preocupar. Voy a estar al lado de ella cada momento que me necesite.»

Y sobre el final aclara: «Para eso tengo que poder solucionar mi situación y volver a dedicarme de lleno a mi carrera y a mi familia, que es lo que más quiero. Ojalá que esta situación que me tiene mal pueda empezar a recomponerse» y sentencia: «No me olvido de quienes estuvieron a mi lado dándome una mano cuando falleció mi papá. Hoy no lo tengo, pero me sigue acompañando y estoy seguro que estaría orgulloso de esto que estoy escribiendo en este momento. Un gran abrazo racinguista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here