El delantero anotó en el empate con San Pablo por Copa Libertadores y volvió a encontrarse con el gol después de varios partidos.

Enzo Copetti fue el autor del único gol de Racing en el valioso empate 1-1 ante San Pablo en el Morumbí por la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores. El delantero convirtió su primer tanto en una competición internacional. «Convertir un gol en Copa Libertadores me llena de felicidad, si bien lo había hecho anteriormente en fase de grupos, volver al gol es una inyección anímica para mí», expresó Copetti.

El atacante de 25 años jugó desde el arranque acompañado únicamente de un Tomás Chancalay poco participativo en el juego ofensivo: «El técnico decidirá si jugaré con Lisandro López, si me tocará jugar con él estaría orgulloso de hacerlo con alguien de tanta experiencia. Ya estando dentro del grupo anima mucho a todos», confesó el jugador.

En el partido ante los paulistas, Racing se mostró como el equipo con mayor llegada al arco que su rival, obteniendo las chances más claras de gol mediante remates de media distancia o jugadas colectivas tras una buena seguidilla de pases: «Para mí merecimos ganar el partido porque tuvimos las jugadas más claras. Si bien no tuvimos ritmos de partidos oficiales, estábamos convencidos que si seguíamos con la intensidad de los entrenamientos, íbamos a poder sacarlo adelante», comentó el delantero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here