Con tres goles de Tomás Chancalay, La Academia se impuso 3-0 ante el equipo uruguayo y quedó en la cima de su zona.

Tras conseguir la clasificación a los octavos de final de la Copa Libertadores en el gran triunfo contra Sao Paulo, y luego del cambalache de fechas que tuvo lugar el fin de semana en el cual se debería haber jugado la semifinal de la Copa Liga Profesional contra Boca, Racing debía cerrar su participación en la fase de grupos de la Copa Libertadores recibiendo a Rentistas. Un empate lo colocaría cómodo en la cima de su grupo y en teoría permitiría evitar una gran cantidad de pesos pesados en la próxima ronda.

La Academia estuvo a la altura, tomó el timón del partido y nunca lo soltó. Atacó al equipo uruguayo desde temprano y logró golpear rápidamente, a los 15 minutos del primer tiempo, y se puso en ventaja con un gol de Tomás Chancalay. Dos minutos más tarde, en una acción que podría describirse como un pecado de juventud, Julián López fue expulsado por doble amarilla gracias a dos faltas totalmente evitables.

Sin embargo, el conjunto albiceleste no redujo la intensidad, sino todo lo contrario. Siguió atacando al visitante y hizo desaparecer la desventaja numérica. Incluso logró aumentar la ventaja con otro gol de Chancalay, y hasta Gabriel Arias pudo darse el lujo de atajar un penal. Curiosamente, en la jugada posterior, segundos después, el ex-Colón convirtió su primer hat-trick en su carrera con un gran disparo al ángulo y selló totalmente la historia.

Aunque del otro lado del grupo el Sao Paulo también goleó, el triunfo conseguido frente a los paulistas la fecha anterior le alcanzó a Racing para plantar una diferencia de 3 puntos y asentarse firme en la punta del cuarteto. Quedará esperar por el sorteo de los octavos para ver si la suerte le sonríe a la Academia y lo empareja con un rival accesible en la primera instancia eliminatoria del certamen continental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here