El gol de Mauricio Martínez ante San Martín (SJ) fue el primero de la era Pizzi en la etapa inicial de un partido.

Racing respira. Volvió a jugar mal pero pasó por penales a los octavos de final de la Copa Argentina. En un partido en el que llevaba dos goles de ventaja, increíblemente se lo empataron en un par de minutos. Mauricio Martínez, luego de una pelota parada, abrió el marcador a los 34′ de la primera parte y cortó una racha.

Antes de este partido, Juan Antonio Pizzi llevaba 11 como entrenador del club. En esos encuentros, La Academia marcó 12 goles y todos esos fueron en los segundos tiempos. Una seguidilla que la terminó el exjugador de Unión y Rosario Central.

El equipo todavía sigue en deuda con el funcionamiento y ahora se vendrán, como mínimo, ocho partidos en 24 días. Seguramente habrá una rotación pero sin descuidar el torneo local, ya que Racing se encuentra en zona de clasificación a la próxima fase y hay muchos equipos con pocos puntos de diferencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here