La Academia tuvo otro mal partido y cayó 5-0 frente al Millonario.

En la previa del encuentro, el hincha de Racing sabía que enfrentaba a un poderoso equipo y sin embargo, siempre se aferró a la posibilidad de lograr el batacazo. Lamentablemente, volvió a dejar una pálida imagen, River se lo llevó puesto y  se quedó sin la Supercopa Argentina.

El primer tiempo comenzó con algunas buenas intenciones para los dirigidos por Juan Antonio Pizzi. Pero no era suficiente y como era de esperarse, el mediocampo compuesto por Matías Rojas, Leonel Miranda y Nery Domínguez se vio desequilibrado y La Academia terminó abusando de los pelotazos que perdieron factor sorpresa.

Este desajuste produjo varios contragolpes para el equipo de Marcelo Gallardo que, al encontrar los espacios podía lastimar. Y así fue, que a los 30 minutos y tras un córner a muy bien ejecutado por Nicolás De La Cruz, Rafael Santos Borré abría el marcador con un cabezazo inatajable para Gabriel Arias. 

Luego del gol, los comandados por Pizzi tuvieron dos buenas oportunidades en los pies de Tomás Chancalay y Fabricio Domínguez, pero el palo y Franco Armani mandarían al Millonario con ventaja en el entretiempo.

El complemento fue una película de terror. Si bien Racing supo controlar la mitad de cancha con la inclusión de Aníbal Moreno, el técnico colocó a Ignacio Piatti y Darío Cvitanich y comenzó la hecatombe. En no menos de 5 minutos fatídicos, todo el orden mencionado anteriormente se convertía en lo opuesto y el Millonario se ponía 4-0.

Por último y ya con un equipo desguarnecido, sin ánimos y con cero argumentos futbolísticos en ataque y en defensa, Matías Suárez estamparía el 5-0 definitivo en Santiago del Estero. Un golpe bajo que genera más tristeza que bronca en todo el hincha académico. Además, y en miras al futuro, será un antes y un después en un plantel que ya tiene varios ciclos cumplidos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here