Lo perdía 1-0 y lo ganó 6-1 en 40 minutos con goles de Lorenzo Melgarejo -x3-, Matías Rojas -x2-, Héctor Fértoli.

Aunque el sueño de la Copa Libertadores, principal objetivo del año futbolístico de Racing, se vio cortado prematuramente por un Boca letal, la vida sigue y el torneo local también. La Academia se presentó a la fecha tres de la Zona Complementación de la Copa Maradona con un equipo inusual para este torneo: un equipo titular, que normalmente era resguardado para la Copa, para enfrentar a un Godoy Cruz que, si no fuera por la suspensión de los promedios, estaría en un grave aprieto para mantener la categoría debido a sus más que malos rendimientos. Sin embargo, el Tomba golpeó primero y a los cinco minutos ya ganaba 1-0 contra un Racing desganado a excepción de destellos de fútbol y mucha actitud del pibe Carlos Alcaraz. Los dirigidos por el pronto a partir, Sebastián Beccacece, no hicieron pie en todo el primer tiempo y no lograron hacer un gol hasta poco después de comenzado el complemento, que fue un cambio súbito para el partido.

Un buen disparo de media distancia de Matías Rojas, al cual se lo notaba más suelto y tranquilo, puso el empate. El paraguayo que porta la 10 de Racing finalmente apareció en un encuentro, pidió la pelota y se convirtió en el tan esperado nexo del mediocampo, recibiendo, tocando y moviendo con gran calidad. Su compatriota, Lorenzo Melgarejo, se aprovechó enormemente del buen juego colectivo que el equipo demostró en el corto lapso de 40 minutos y se llevó la pelota con un triplete. Un gol más de Rojas y un curioso gol de Héctor Fértoli con la nuca de rebote sellaron la historia y le dieron a Racing sus primeros tres puntos en la zona Complementación.

Podemos decir que incluso esta es una victoria muy dulce pero muy amarga, ya que el equipo dio una muestra de fútbol muy placentera de ver (al contrario del resto de este loco e improvisado torneo local) pero cada gol nos recordaba de la espina de pensar qué hubiera pasado si este rendimiento aparecía el pasado miércoles, cuando un solo gol de seis hubiera sido suficiente para clasificar a semifinales por primera vez en 23 años. Pero lo hecho, hecho está, y el pequeño premio consuelo al que apuntará Racing es un cupo para la Copa Sudamericana 2022, si logra la punta de su zona y la final contra el perdedor de la zona Campeonato.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here