La Academia superó a Boca por la mínima diferencia con gol de Melgarejo en la ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores.

Aunque faltan 90 minutos que serán durísimos en una cancha que suele ser de gran dificultad, ante un rival muy poderoso, hoy Racing duerme tranquilo, o al menos conforme. En el trámite, el equipo de Sebastián Beccacece logró la posesión con mucha gente en el mediocampo y buenas actuaciones tanto colectivas como individuales. Boca, un equipo con más calidad individual que idea de juego, no logró conectar con sus estrellas a excepción de algunos instantes, generalmente encabezados por un Villa siempre veloz y peligroso que amenazó sin lastimar profundamente la defensa Albiceleste. 

El local dominó la posesión y fue seguro hasta el final del primer tiempo, cuando algunos errores en la salida (principalmente de Alexis Soto, de un partido bastante mediocre, que le mereció un reemplazo por Lucas Orbán) generaron algo de preocupación. Este vendaval Xeneize calmó iniciado el complemento del partido, pero el gol no llegó hasta una gran jugada que armada de lado a lado logró conectar con la cabeza de Melgarejo y llevarse el partido y momentáneamente la serie. Racing disfrutó del desconcierto posterior de Boca, natural en equipos que acaban de recibir un gol, pero no pudo liquidar la ida con un segundo festejo. Aquí es donde la Academia pecó y se colocó demasiado atrás, lo que le permitió al club de la ribera controlar la pelota y acercarse al arco de Arias, que casi recibió un gol en el área chica de Soldano que pasó peligrosamente cerca del travesaño.

El tiempo se hizo elástico e interminable aunque los cambios le dieron aire a Racing, con buenos ingresos de Cvitanich, que puso el cuerpo por Lisandro López, y el mencionado Lucas Orbán, que ingresó por Soto y otorgó mayor seguridad en el fondo en los minutos finales. El partido terminó con el resultado favorable para los de celeste y blanco, y logró un objetivo importante: no recibió goles de visitante. Sin embargo, resta la vuelta en la Bombonera, un estadio famosísimo y de gran dificultad, contra un equipo que buscará dar vuelta la historia a toda costa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here