Racing fue derrotado por Atlético Tucumán, llegó a su cuarta derrota consecutiva y la clasificación a la Zona Campeonato es ya casi imposible.

La Academia atraviesa un mes complicado, tanto por asuntos dentro y fuera de la cancha. Tras tres derrotas al hilo, para la cuarta fecha de la Copa de la Liga Profesional, el DT de Racing, Sebastián Beccacece, anunció que lo restante del torneo lo jugarían los juveniles. Y así, salió a la cancha contra los titulares de Atlético Tucumán un equipo compuesto casi enteramente por jugadores salidos del Predio Tita.

Podemos decir que sobre el papel la expectativa no era ganar este encuentro, sino forjar debutantes y guardar la artillería pesada pensando en el martes y el partido con Flamengo. Lo que ocurrió dentro de la cancha fue más que lógico, aunque los pibes dieron la cara y demostraron una entrega notoria que se vio opacada por la contundencia del Decano, que tuvo solamente dos ocasiones claras, pero dos goles. El primer gol se dio en una salida de contra de los de Avellaneda, que debido a un mal pase en el mediocampo se convirtió rápidamente en un tanto para los tucumanos. El segundo, de manera casi insólita, cayó en el complemento mediante un lateral totalmente inesperado. La jugada más clara de Racing la tuvo Fabricio Domínguez, que no pudo concretar un polémico penal al encontrarse con las manos del experimentado arquero del equipo tucumano.

Aunque el resultado no los acompañó, en el trámite el equipo demostró actitud y hambre, pero las complicaciones que lo aquejan hace ya cuatro partidos continuaron; Racing está enemistado con el arco rival, y aunque es víctima de pocas ocasiones de peligro, casi todas tocan la red. Con Atlético Tucumán ya clasificado, un segundo puesto que le posibilite a La Academia la entrada a la zona Campeonato es un horizonte inalcanzable, aunque matemáticamente posible en el caso de que Unión y Arsenal empaten su partido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here