Nicolás Oroz, quien continuará su carrera en el Al Wasl (Emiratos Árabes) admitió que la pasó mal: «Ni siquiera me dejaban jugar en Reserva para no sacarle lugar a los más chicos».

Muchos jugadores atraviesan momentos de incertidumbre pero como todo, depende de cómo uno afronte esa situación: uno puede quedarse de brazos cruzados y esperar que la chance caiga del cielo o ir a buscar y hacer posible esa oportunidad.

Nicolás Oroz, debutó en Racing en 2014, luego pasó por Chacarita, O’Higgins, Universidad de Chile… Pero en febrero de este año (su tercera etapa en el club) la carrera del mediocampista de 26 años, tuvo una pizca de esa incertidumbre. Y después de entrenarse seis meses con el conjunto de Beccacece sabiendo que no era prioridad para el DT dado que su puesto está poblado por otros volantes que tiene en consideración, en lugar de quedarse sentado en el banco esperando, tomó la decisión de explorar otro horizonte… se va a préstamo por un año al Al Wasl, Emiratos Árabes (viajará en estos primeros días de julio).

Presentación en Al Wasl.

«Me gustó la idea de conocer otro fútbol, otro mundo, otro idioma, otra cultura… Me llamaron la atención las instalaciones que vi del club. Ojalá pueda desplegar un buen fútbol y que se vea una buena versión mía», le comentó el jugador cuyo 85% de la ficha pertenece a La Academia, a Racing de Alma.

Además de que la Universidad de Chile quiso retenerlo pero no podía hacer frente económicamente, al jugador lo buscaron de Vasco da Gama, Estudiantes y algunos equipos de Estados Unidos pero esas opciones no prosperaron y decidió «ir a los Emiratos porque el club puede pagar un préstamo y opción alta del pase».

Su situación actual poco a poco se fue aclarando pero el momento de mayor incógnita profesional lo vivió en 2015 cuando con Diego Cocca como técnico, rechazó otras ofertas para continuar en Racing porque le hicieron saber que tendría lugar pero luego, esa situación cambió…

«Tenía propuestas de otros clubes y las dejé de lado porque de Racing llamaron a mi representante para decirle que me quedara. Después llegaron refuerzos y me mandaron a entrenar con Reserva. Ni siquiera me dejaban jugar ahí para no sacarle lugar a los más chicos. Estuve seis meses corriendo alrededor de una cancha con Mauro Bazán, nos habían bajado y entrenábamos solos. El Chapa Zapata, era el técnico de Reserva, nos dejaba entrenar algunas veces con su equipo. Pero cuando planeaba un partido, teníamos que apartarnos y trotar con un profe. Se hizo bastante duro«, confesó el volante.

Si bien no cree que haya sido algo personal, menifestó cómo se sintió en ese momento: «Obviamente me molestó y decepcionó lo que pasó. Tenía otras propuestas para crecer, sumar minutos. Y que te digan algo y después me hagan entrenar con la Reserva… La verdad, perdí seis meses. Me pusieron trabas. Lamentablemente, hay veces que el jugador es un poco maltratado. Y son cosas que ya parecen normales. Después me salió la posibilidad de irme y lo aproveché».

Igualmente porque estuvo desde muy chico en el club, muchos años en la pensión y lo siente como su casa… afirmó que dio vuelta la página y que le faltó continuidad para afianzarse…

«Me gustaría algún día volver a jugar en la Primera de Racing como lo imaginé cuando llegué al club, a mis 13 años». Mientras tanto, lo espera un camino de mucha expectativa y un club en el que «no hay argentinos, pero sí tres brasileños», hablan mucho inglés (se estuvo capacitando) y tendrá la compañía de un amigo a quien le propuso ir con él.

Como el vínculo del enganche con el club de Avellaneda vencía en junio de 2021, se le extendió hasta mitad de 2022 para que no quedara libre una vez que cumpliera su vínculo en Emiratos. ¡Tal vez tenga su revancha!    

2 Comentarios

  1. Tristemente hay chicos a los que no se los trata bien.Obvio que no todos pueden llegar a primera pero casos como el de Oroz,que tienen condiciones y no se les da lo oportunidad hay muchos.Lamentablemente el destrato y ninguneo les juega en contra,bajan su rendimiento y se pierden.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here