Frasquito pasó por Racingmaníacos Radio y contó que tiene contrato hasta 2021 con New York City de la MLS y que después le gustaría regresar a La Academia junto a Chiquito, hoy en Manchester United. También repasó sus etapas en el conjunto de Avellaneda y su gol que nos dejó en Primera División.

Maximiliano Moralez, volante ofensivo de New York City de la Major League Soccer de Estados Unidos y surgido de las inferiores de Racing, pasó por Racingmaníacos Radio donde reveló que, en una gira de la Selección Argentina en norteamérica, habló con Sergio Romero sobre la chance de regresar juntos a La Academia.

«Estuve con Chiquito Romero cuando la Selección Argentina estuvo de gira en New York. Hablamos de la familia y de la posibilidad de volver a Racing. Ya tenemos familia y uno ya charla de otras cosas. Le pregunto cómo es jugar en Manchester. Mercado ganó Libertadores. Somos amigos todos», expresó en el vivo de Instagram. «¿A quién no le gustaría ser la bandera del Racing positivo? No me considero a la altura de Milito y Lisandro, pero me encantaría. Renové mi contrato hace poco hasta diciembre de 2021 por una decisión familiar. Cuando finalice, mi idea es volver a la Argentina. Ojalá sea a Racing si el club realmente me necesita», añadió.

Además, contó que a comienzos de 2018 estuvo cerca de volver, pero finalmente se inclinaron por Ricardo Centurión. «Hablé con Diego (Milito) en 2018. Me quería llevar y le dije que no había problema, pero se terminaron decidiendo por Centurión y quedamos en hablar más adelante. El club decidió que no era el momento para que yo vuelva», reveló.

Frasquito debutó en Racing en 2005, pero pese a no haber nacido hincha de La Academia, se fue enamorando del club a lo largo de su paso por las inferiores. «De chiquito era de Newell’s por mi viejo. Cuando uno empieza a jugar profesionalmente, el hincha queda de lado. Aprendí a querer mucho a Racing. En inferiores nos ha tocado pasar de todo, como juntar piedras de las canchas para no lastimarnos. Hoy el Predio Tita es lo que se merece un club grande, es muy valorable. El club está muy bien y yo estoy feliz. Cambiaron los vestuarios, el túnel, el lugar de la entrada en calor. Me pone muy contento porque Racing se lo merece», agregó.

Moralez celebra un gol como capitán en el Cilindro.

En 2007 emigró a Rusia por seis meses, pero no tuvo continuidad y emprendió al vuelta a préstamo por un año, para afrontar el momento más difícil del club deportivamente en el siglo, la Promoción de 2008 contra Belgrano, donde anotó el gol que dejó a Racing en Primera División. «Tuve el placer de meter el gol que dejó a Racing en Primera, pero todos los integrantes de ese grupo merecen un gran respeto. Estábamos solos con la gente y la peleamos», disparó. «Yo no me quería volver a Rusia y le pedí a Molina que haga todo lo posible para que me quede. Me había prometido que iban a hacer todo lo posible y cuando volví de vacaciones me encontré con otra realidad. Molina usó a los pibes para hacer campaña de elecciones», apuntó más tarde. «Como entrenador, Llop me falló. No me interesa hablar ni bien ni mal de él. Fue uno de los que no me bancó para que me quede», sentenció.

A fin de ese año se fue a Vélez, donde consiguió dos títulos, pero siguió yendo a ver a sus excompañeros a la cancha, cuando el calendario se lo permitía. Sin embargo, hubo una vez que tuvo un encontronazo con Adrián Fernández, hoy presidente del Departamento del Fútbol Amateur, y tuvo que retirarse anticipadamente. «Volví a la cancha varias veces cuando recién me había ido de Racing. Un día fui a ver a la Reserva y me fui a la platea a ver al equipo con los chicos. Ahí vino el Oso Fernández con un par más y me empezó a putear. Me tuve que ir antes de que termine el partido. No me interesa tener relación con él. Sé que trabaja en el club y tuvo problema con varios chicos», aseveró.

 

Hoy, Maxi Moralez es un hincha de Racing más, pero su hijo es fanático. «El clásico que ganamos con nueve lo miré en una cena con el plantel. En el momento del gol salté y me puse a gritar. Cuando nos fueron echando a los jugadores pensé que estábamos complicados», deslizó. «Mi hijo me vuelve loco, quiere jugar en Racing. Acá en Estados Unidos no hay tanto para los chicos como en la Argentina», concluyó.

Frasquito tiene contrato por un año más en el equipo de la MLS. ¿Te gustaría verlo nuevamente vistiendo la camiseta de Racing?

4 Comentarios

  1. SIN DUDA QUE SERÍA UNA ENORME GRATIFICACIÓN VER JUGAR MORALEZ EN RÁCING, AL IGUAL QUE A ROMERO. LOS DOS DEBERÍAN JUGAR JUNTOS. RÁCING DEBE TENER UN EQUIPO COMPETITIVO SIEMPRE PARA JUGAR LA MAYOR CANTIDAD DE TORNEOS. EN ALGUNA OCASIÓN SE NOS DARÁ LO QUE TANTO QUEREMOS: LA COPA LIBERTADORES.

  2. por supuesto que si esta en el nivel que supo tener cuando jugo en racing lo quiero esperemos se puedan dar las cosas si es necesario AGUANTE RACING SIEMPRE TE AMAMOS!!!

  3. Hay que respetar sus decisiones porque son profesionales
    Chiquito siempre se mostró más comprometido pero en el
    Momento se debe ver si les interesa y le sirve a ellos y al club
    Misma situación para Yacob y Mercado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here