El club de Avellaneda deberá indemnizar a Diego Fernando Díaz, quien se accidentó en el gol con el que la Academia le ganó a River en el Torneo Transición 2014, partido clave para el título del conjunto de, por entonces, Diego Cocca.

El partido con el que Racing le ganó 1 a 0 a River en el 2014 con gol en contra de Ramiro Funes Morí no fue completamente alegría para todos los hinchas de Racing. Al producirse ese tanto tan importante para la búsqueda del título, se produjo una avalancha y Diego Fernando Díaz terminó accidentando. Seis años más tarde, la justicia actuó a su favor y, por tal motivo, el club de Avellaneda deberá pagarle 4.000.000 de pesos como indemnización por daños físicos y morales.

Esta sentencia de primera instancia fue confirmada parcialmente por la Sala M de la Cámara Nacional en lo Civil. En el fallo, que fue reconocido a favor de Diaz, también fue condenada la compañía de Seguros El Surco. El demandante expuso que el estadio estaba excedido en su capacidad en el partido que se realizó el 23 de noviembre de 2014. Además, contó que al conseguirse el gol se produjo una avalancha que hizo que se desprendiera el caño destinado a evitarlas, el cual lo golpeó e hizo que varias personas se le cayeran encima.

Esta situación le produjo la fractura expuesta de tibia y peroné de su pierna izquierda, algo que se pudo comprobar durante el juicio. Ambas partes pidieron la apelación de la sentencia. Diaz reclamó un monto mayor en concepto de daño patrimonial. En tanto, las demandadas por la atribución de responsabilidades y los intereses fijados.

Después de evaluar las pruebas producidas, entre ellas algunos videos de espectadores que filmaron el suceso y auxiliaron a Diaz, la Sala M de la Cámara Nacional en lo Civil recordó la responsabilidad del “organizador” de encuentros deportivos sobre la seguridad de quienes asisten a los partidos de fútbol.

Gabriela Iturbide y María Isabel Benavente, las camaristas, indicaron: «Todo contrato de espectáculo público lleva implícita una cláusula de incolumidad a favor del espectador», por la que «el empresario asume la obligación de garantizar cierta seguridad», para que durante el desarrollo del evento «ningún daño recaiga sobre la persona o bienes del asistente».

Desde el club le informaron a Racingmaníacos que el seguro de estadios fue el que se hizo cargo de dicha indemnización.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here