El Chanchi fue el nuevo invitado de Racingmaníacos para un Instagram Live y contó que tiene algunas diferencias con la gente que hoy está a cargo del club de Avellaneda. El campeonato del 2001, su mala relación con Llop, la Libertadores y muchos otros temas.

Surgido del club, carismáticos, campeón y goleador del equipo en el torneo que obtuvo Racing en el 2001. Muy querido por la gente. Así se lo puede describir a Maximiliano Estévez quien dialogó con Racingmaníacos a través de un nuevo Instagram Live y dejó un montón de títulos. El campeonato que ganó la Academia después de 35 años, sus anécdotas con José Chatruc, su mala relación con Llop y sus diferencias con quienes están a cargo del club en la actualidad. “Me gustaría trabajar en Racing pero no con esta dirigencia, duraría una semana”, señaló.

«Veo muy bien al club. Desde que Blanco es Presidente las cosas cambiaron muchas. Hay cosas que no comparto pero a nivel personal, eso no quiere decir que no se hagan las cosas bien. Hace poco hablé en un programa y me sacaron de contexto, dije que había cosas para mejoraron y enseguida dijeron que yo había criticado a Milito«, indicó Estévez.

Y agregó: «Le gestión de Milito es brillante, a nivel club es impresionante. Lo de Blanco también es muy bueno pero hay cosas que no comparto. No tengo por qué compartir. Me parece una gran gestión pero puedo pensar diferente. Un error me parece creer que la historia de Racing existe desde que llegó esta dirigencia. Reconocen a ciertas personas y a otras no. Me gustaría trabajar en Racing pero no con esta dirigencia, creo que me iría a la semana«.

Si bien no dio detalles de dónde surgen las diferencias, el Chanchi contó algo que no le gustó. «Cuando Blanco fue reelecto me sentí un poco utilizado porque después de ganar las elecciones desaparecimos para ellos. Me recriminé haberme metido en esa parte de la política«.

«El #RacingPositivo está buenísimo, pero no lo creó esta dirigencia. La hinchada de Racing fue positiva siempre. A mí el slogan que me gusta que es que a Racing lo hace grande su gente«, añadió el ex delantero de la Academia.

También hubo un momento para recordar el campeonato y el plantel con el que Racing se coronó en la cancha de Vélez en el 2001. «No teníamos un fútbol vistoso, pero sí era un equipo muy efectivo y vertiginoso. Te asfixiaba, todos corrían la pelota, todos hacían goles. Teníamos buena pelota parada, grandes desbordes y nos manejábamos bien«.

«Era terrible la mochila de los 35 años. Llegué a Racing con 12 años y era terrible por todo lo que se vivía a nivel Institución. Ver a todos los técnicos y jugadores que llegaban para romper con la mala racha y no pudieron«, aseguró el jugador que convirtió 7 tantos en el campeonato que dio la vuelta olímpica con la Academía. Además, indicó: «En el 2001 no había una estrella pero porque el club tampoco tenía la plata para hacerlo. Había muy buenos jugadores que rindieron de gran manera«.

Para Estévez la comunión entre los jugadores y la hinchada fue algo especial en ese título. «Teníamos una confianza con la gente muy especial. La gente sabía que no íbamos a perder. Iban a dejar todo en las tribunas y nos transmitían eso constantemente«.

Sobre el sistema táctico de ese equipo, el cual fue criticado por algunos y lo tildaron de “defensivo”, el Chanchi explicó: «No me molesta para nada que nos digan defensivos. Ganamos prácticamente en todos lados y perdimos un solo partido. Le metimos 4 goles al último campeón. Son puntos de vista, pero el equipo cumplía siempre«.

Para él hubo dos momentos claves en el torneo para sentirse como los grandes candidatos a llevar el título a pesar que Reinaldo Merlo mantenía la cábala. «Era jodido pensar en salir campeones porque Mostaza nos tenía prohibido la palabra. Pero cuando le ganamos a San Lorenzo me empecé a dar cuenta que se iba a dar, sentía que le podíamos ganar a cualquiera. Ya después del partido con River nos dimos cuenta que no se nos escapaba«.

Justamente de ese partido con River se habló hace poco. Fue cuando José Chatruc contó la anécdota en el “Líbero vs…” de por qué Estévez lo había tratado de “cornudo” a Martín Cardetti, delantero del “Millonario”. De eso, el Chanchi indicó: «Con Cardetti no tuve muchos códigos, pero fue la calentura del momento”.

En esa sección, Chatruc también contó una historia que los involucraba a los dos con dos mujeres en un auto. «Lo que contó Pepe sobre el baúl de un auto es verdad, aunque hubo detalles que no contó, se hizo el boludo. Él dice que él estaba a los ‘besos y abrazos’ pero el que lo dejó solo para hacerle la gamba fui yo. Después me di cuenta que no entraba en el baúl«.

Volviendo a lo futbolístico y a su paso por la Academia, el Chanchi recordó un momento difícil en su trayectoria con el club. «En el 2008 volví con buenas expectativas. Habíamos hecho un buen torneo con Costas y empezó el debacle. Se fue el gerenciamiento y llegaron tres personas que no sé quiénes eran. Me dijeron que Llop no me iba a tener en cuenta cuando había un solo delantero y no compartí esos valores. Tenía un año más de contrato que no me quisieron reconocer«.

No tenía buena relación con Llop, hay quienes pensaran que el salvó a Racing del descenso y yo creo que él fue el culpable de que el club juegue la promoción. No se festejó después de la promoción. No era un motivo para festejar, era la obligación que teníamos de evitar el descenso de Racing. La gente siempre nos acompañó y le debíamos eso de nuestra parte«, contó.

Regresando a la actualidad, Estévez dio su visión del equipo actual de Racing. «Me gusta Beccaccece. Al principio probó jugadores en otras posiciones que no me gustó tanto pero fue una lástima este parate porque Racing venía levantando mucho. Tanto en el torneo después de ganarle a Independiente, como en la Libertadores«.

Sobre el gran anhelo que tiene el club y los hinchas, el título continental, Estévez dio su vivisó al respecto. «Ojalá Racing pueda ganar la libertadores. Creo que si Beccacece puede inculcar en Racing toda la pasión que transmitía en Defensa y Justicia es candidato«.

También se le consultó sobre un posible puesto en el club y respondió: «No me he detenido a pensar en que me gustaría trabajar en Racing porque enseguida salen a decir ‘Estevez quiere tal cosa’, odio que me saquen de contexto. Lo que no me parece bien es que por ejemplo Chiche Arano sea reemplazado en la reserva por Gerk. No porque tenga nada contra Gerk. Pero viene de la escuela de Newells y Chiche Arano tiene muchísima más historia en Racing y estaba haciendo un gran trabajo con Fleita. Chiche puede tener un gran futuro y Racing».

Dentro de los últimos temas que se tocaron en la charla, contó otra cosa que no le termina de cerrar en la actualidad del club. «Bragarnik está muy metido en Racing y a mí no me gusta eso. Antes había representantes pero hoy en día lo de Bragarnik ya es un monopolio. Te trae jugadores, jugadores de reserva, técnico de reserva, técnico de primera. Hace triangulaciones entre los clubes, que Cocca para allá, Coudet, Beccacece, son todos de el. Para eso que se llame Racing Club Bragarnik«.

Por último, cerró la charla demostrando su personalidad, la cual la llevó siempre afuera y adentro de la cancha. «Yo digo lo que se me canta, no le debo nada a nadie. Tampoco voy a salir a criticar porque sí, pero si no me gusta algo lo digo. Con la gente de Racing siempre voy a tener la mejor de las relaciones. No me arrepiento de nada, pero si hubiera actuado de otras formas en algunos momentos. Racing es mi casa, yo quiero al club y no me arrepiento de nada«.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here