El reconocido cantante argentino recordó como nació su pasión por Racing y se hizo fanático del club de Avellaneda.

Nació en Bahía Blanca hace casi 36 años, posee 12 álbumes y una exitosísima trayectoria en la música. Cabecilla principal de cualquier festival que se realice en el país. Inclusive, llenó más de una vez el estadio de River. Pero hoy no vamos a hablar de música.

Airbag, la banda de rock nacional, realiza su «Live Show«, en donde los hermanos Sardelli comparten junto a sus seguidores un poco de música en vivo, charlas y también la participación de invitados especiales, además de interactuar con los fanáticos. El último invitado, fue Abel Pintos.

En una especie de entrevista entre músicos, también hubo tiempo para el fútbol. Pintos, al ser consultado sobre de qué club es hincha, respondió :»De Racing», pero no quedó ahí.

Abel explicó cómo fue que nació su amor por Racing: «Fue una cosa ´rara´ porque cuando nací, la costumbre era que el primero que llegaba a la criatura con la camiseta de un equipo ´plantaba bandera´. Apenas nací, mi padrino cayó con una camiseta de River y se defendió diciendo ´yo llegué primero así que Abel es de River´. Mi viejo y hermanos menores eran de Boca, mi hermano mayor de Independiente al igual que mis abuelos», recordó el cantante.

Sin embargo, a pesar de que nada suponía que él se haría de la Academia, señaló: «La verdad es que no le daba ni bola al fútbol y sufría las gastadas porque Boca arrasaba en esa época y River no. Un día llorando, medio ´bullineado´ le pedí a mi viejo que quería dejar ese tormento, que quería ser de Boca, yo tenía entre 5 y 6 años. Él me puso la mano en la cabeza y me dijo ´sos de Boca´ y me puse a festejar», agregó el artista.

Y a partir de ese día, Pintos recordó que después de festejar ser hincha del Xeneize, nunca más le dio interés al fútbol ni iba a la cancha. Pero (siempre hay un pero) un día la historia cambió.

«En el año 2008, salimos de gira y Andrés Giménez, cantante de A.N.I.M.A.L., había terminado su gira y me dice ´te acompaño´. En ese entonces, arrancaba una campaña nueva en la que Racing peleaba el descenso, y me empecé a prender con él (Giménez), a ver los partidos y como que le veía una pasión al pibe y dije ´que buena onda´. Terminada la gira, me invitó a la cancha, y el día que entré al estadio realmente me enamoré y empecé a sentir lo que nunca había sentido en el fútbol: pasión. Ahora, siempre que estoy en Buenos Aires y se puede, voy a la cancha.»

Fue así como Abel Pintos se hizo hincha de Racing, justamente cuando el club pasaba uno de sus peores momentos. 

A continuación, el fragmento de la entrevista entre Airbag y el bahiense, explicando como nació su sentimiento por el club celeste y blanco:

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here