Germán Voboril, jugador que fue parte del plantel campeón 2014 con la Academia, habló con Racingmaníacos y aseguró que “quería seguir formando parte porque siento un cariño especial por la institución”.

El plantel de Racing 2014 tenía una base que se encontró a mediados del campeonato y se consolidó hasta levantar la copa de campeón. Había jugadores que eran una fija en el 11 titular y a otros les tocaba ingresar en distintas ocasiones. Germán Voboril fue uno de estos último y siempre rindió en el lateral izquierdo. Hoy en San Martín de Tucumán recordó su paso por la Academia y aseguró, en un charla con Racingmaníacos por Instagram Live, que le dolió irse del club.

«Tuve la gran fortuna de ser parte del plantel del 2014. La calidad humana fue el gran núcleo para obtener el torneo. No importaba quien entraba a jugar, sino conseguir el objetivo», recordó Voboril. Y agregó: “Pude estar a la altura de las circunstancias cuando el técnico me necesitó».

A su vez aseguró que tener arriba a Gustavo Bou y Diego Milito le daba al equipo una tranquilidad extra. «Tener esa delantera daba tranquilidad. Sabíamos que en algún momento del partido ellos la iban a meter».

Además también contó cual fue el momento, puertas para adentro, más importante de la campaña encabezada por Diego Cocca desde el banco. «Después de Olimpo (1 a 1 en Bahía Blanca) hubo una charla en el vestuario y dijimos que si ganamos todo lo que quedaba íbamos a ser campeones, y así fue. Fue una charla de jugadores liderada por Milito y Saja»

También destacó la importancia de tener en el plantel a figura como Milito, el cual exprimía al máximo el nivel de cada integrante del plante. «Diego era un gran capitán y un referente del fútbol internacional. Tenerlo a él adentro del vestuario demandaba que nosotros diéramos un plus»

A partir de ese campeonato la mentalidad del club y también de los hinchas cambió notoriamente y eso Voboril lo recalcó. «El Racing Positivo fue algo que le llegó a la gente y que marcó mucho. Lo más importante es que trascendió y hoy el club se piensa diferente»

Hubo un recuerdo en la Libertadores de los negativos que todavía recuerda. «La serie con Guaraní es muy dolorosa desde el resultado, pero hay cosas muy positivas en el rendimiento del equipo. Jugamos dos tiempos enteros con un jugador menos y no se notó». «Después del penal que ataja Ibáñez, el Cilindro se caía abajo. El pecho se te inflaba y teníamos en la cabeza que lo íbamos a dar vuelta», añadió.

La partida de la Academia por parte de Voboril se dio en un determinado momento para darle continuidad a su carrera, pero su cariño por el club trascendió. «Me dolió irme de Racing, quería seguir formando parte porque siento un cariño especial por la institución«.

Por último, ante la indefectible consulta de si se ve con la posibilidad de volver a Avellaneda, el lateral izquierdo fue claro. «Es imposible decirle que no a Milito y a Racing, pero hoy no sé si estoy a la altura de lo que se necesita para jugar en el club», concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here