Alberto Yaqué, el representante del delantero del Inter, contó detalles de cómo se dio que el “Toro” juegue en la Academia. Hubo otro equipo antes que pudo haber contado con él, pero las partes no se terminaron poniendo de acuerdo.

En las últimas semanas se escuchó fuerte el nombre de Lautaro Martínez. A fuerza de goles, el “Toro” se convirtió en uno de los delanteros top a nivel mundial del momento. Es por eso que varios equipos del “Viejo Continente” pusieron las miradas sobre él. Como por ejemplo el Barcelona o Real Madrid. La historia de su recorrido dentro del fútbol tuvo un comienzo en Racing, pero hubo un equipo con el que no se pudo poner de acuerdo que hubiese cambiado todo.

Alberto Yaqué, el representante de Lautaro Martínez, contó la historia de cómo el jugador criado en Bahía Blanca llegó a Avellaneda. «Yo jugué en Villa Mitre y me hice muchos amigos, que sabían que ya estaba iniciándome en la captación de chicos. Me comentaron que había un chico que era hijo de Mario Martínez, que yo lo conocía como jugador a él», comenzó la historia de boca del “Beto” en charla con FM 94.7.

Y continuó: «Lautaro tenía 15 años y jugaba muy bien. Muchos equipos iban a hacer captación y lo anotaban, pero ninguno iba a buscarlo. Me fui para allá y estuve una semana charlando, conociendo a él y a su familia, y fui a ver un partido. Con 10 minutos ya estaba. Era petiso, morrudo, con cara de enojado y veía dónde jugaba y cómo bajaba la pelota, la paraba, la dominaba…».

El traspaso al fútbol grande no fue sencillo para el “Toro”. Así lo contó con detalles Yaqué. “Fue difícil traerlo porque había tenido una mala experiencia cuando lo habían traído a Boca y San Lorenzo, y la mamá no quería que se fuera, así que yo le dije que me lo iba a llevar cuando él estuviera preparado. Al tiempo me llamó el papá, que Lautaro tenía ganas de venirse».

Ahí fue cuando se analizaron dos posibilidades para Lautaron. Vélez o Racing, por el tema de la formación. Los dos clubes laburaban muy bien y yo tenía dos amigos: Marcelo Romano, coordinador de Vélez, y Jorge Cordon, que era DT en una categoría de Racing, donde estaba Fabio Radaelli, que no soy su amigo pero sé que labura muy bien», contó el representante del jugador.

Por último, confesó que el equipo de Liniers tuvo la gran posibilidad de quedarse con quien hoy es una estrella a nivel mundial, pero algunas diferencias hicieron que la historia para el “Toro” terminara en Avellaneda. «En Vélez no llegaron a un acuerdo porque le ofrecían muy poquito, y Racing lo convenció así que lo llevamos a Racing».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here