Hace 365 días, el país se tiño de celeste y blanco. La «Academia» sumaba su estrella número 18 de Liga y volvía a gritar campeón luego de 5 años.

Se cumple el primer aniversario del título de la Superliga conseguido en la cancha de Tigre. El empate 1 a 1, con el gol de Augusto Solari, terminaba de coronar 24 fechas donde Racing fue campeón de punta a punta. Por juego, por goles a favor, por goles en contra y porque se subió a la punta del torneo en la fecha 4 y no la soltó más.

Aquel camino empezó en Agosto en Tucumán, con el empate 2 a 2 frente a Atlético, luego de ir ganando por dos de ventaja. Pasó la dura eliminación por Copa Libertadores frente a River y a los cuatro días había que recibir a Rosario Central, el puntero e invicto del torneo. Lisandro López y Solari le dieron el triunfo y la punta, en ese mediodía de domingo.

Llegaron 6 triunfos en fila y una derrota ante San Martín, el otro equipo tucumano. Grandes triunfos como contra San Lorenzo, Gimnasia y Talleres, estos dos últimos con un enorme rendimiento colectivo. La primera etapa se cerró en Diciembre con un triunfo frente a San Martín de San Juan. Lisandro seguía haciendo goles y ya era el goleador del campeonato.

Llegó la pretemporada. Se fue Bou, con pocos minutos, y llegó Cvitanich. Mar del Plata era el primer destino. Con 15 mil almas académicas en el Minella, Racing ganó 3 a 1. El ex Banfield liquidó el partido sobre la hora con un golazo. Luego, llegó otro golpazo con el «Millonario» en Núñez y el conflicto con Centurión. Había que levantarse rápido.

Mientras el Defensa y Justicia de Beccacece no paraba de ganar en los últimos segundos de sus partidos, Racing volvió a demostrar frente a Godoy Cruz que era cosa seria: triunfo 3 a 0 un lunes por la noche y a esperar por el clásico. Avivada de Cvitanich para el penal y la corrida de Lisandro sobre la hora para el pase a Zaracho, y que éste liquide el derby. Silencio en la vereda de enfrente. Había olor a campeón.

Empate sobre la hora frente a Colón. Otra vez el ex Ajax anotando. Triunfo frente a Belgrano por la mínima. Defensa perdió con Patronato y quedaba a 4 puntos quedando dos fechas. Había que esperar dos semanas para la definición. Si. Otra vez, como en el 2001 y en el 2014.

Partido final

Racing dependía de Racing pero a la misma hora Defensa iba a recibir a Unión en Varela. El equipo jugó un gran primer tiempo con varias situaciones de gol y llegada por todos lados, pero faltaba lo más importante. A los 12 minutos del complemento, la suerte del campeón y el gol de Solari. Sobre el cierre, Augusto Lotti, surgido en el predio Tita, le daba el triunfo al «Tatengue» en Varela y en el banco de suplentes ya se escuchaba «dale campeón, dale campeón».

El gol del «Matador» y el de Matías Rojas en el sur del conurbano, trajeron apenas algunos segundos de suspenso. Con el pitazo final, todo fue algarabia. Festejos en el vestuario. «Es el equipo de Coudet», le cantaban sus dirigidos al entrenador. Micro descapotable y a festejar con la gente que colmó un Obelisco, como hace tiempo no se veía. Un plantel comprometido con la institución que cumplió el gran objetivo. Muchas gracias toda la vida.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here