Sumó su título número 37 en su historia y su copa nacional número 13. El «Chacho» se fue gritando campeón y Mar del Plata se tiño de celeste y blanco.

Racing venció a Tigre por 2 a 0 con un doblete de Matías Rojas y se quedó con el «Trofeo de campeones». Volvió a festejar en este 2019 ante una multitud que colmó el Minella. El campeón de la Superliga le ganó al ganador de la Copa de la Superliga en la primera edición de este trofeo.

En un partido muy parejo y trabado, nadie quiso cometer ningún error es por eso que se jugó como una tipica final. El conjunto de Gorosito tuvo las dos primeras situaciones. Dos rebotes que quedaron dentro del área tras la salida de un opero terminaron por arriba del travesaño. Racing en la primera que tuvo concretó.

El primero llegó a los 30′ tras un pelotazo de Nery Dominguez en su propia área, que Montoya la dejó pasar para que la agarre Cristaldo que estaba apenas adelantado. El ex Vélez toco de primera para el chaqueño que una vez que entró al área y quedó mano a mano con el «1», tocó para el medio y Matías Rojas solo la tuvo que empujar.

El segundo llegó justo antes del descanso con una jugada similar. El «Churry» por derecha habilitó a Montoya tras un giro, y nuevamente ante la salida de Marinelli cedió al medio para que el paraguayo anote su doblete y la «Academia» se vaya con tranquilidad al entretiempo.

En el arranque del complemento, Cristaldo tuvo la chance de liquidar el partido pero se fue apenas por arriba del ángulo superior derecho. Tigre se instaló en campo rival y Racing esperó de contra. Arias tuvo poco trabajo pero demostró en las pocas que le llegaron que es arquero de equipo grande. Dos cabezazos, uno de Prediger que llegó a manotear antes que la empuje Moiraghi, y otro del «Chino» Luna que quedó mano a mano.

Después un tiro que pegó en el travesaño pero el conjunto de Victoria veía que pasaban los minutos y se le escapaba la final. Con la expulsión de Prediger a los 25′, los de Coudet controlaron el partido. Ingresaron Martínez, Orban y en el final Lisandro López ante una gran ovación.

Así, el ciclo del «Chacho» terminó con otro título. Es el segundo después de la Superliga conseguida el 31 de marzo justamente ante el mismo rival de esta tarde. Hubo lágrimas de Cvitanich y de Pillud. La gente deliró al grito de «Dale campeón» con los jugadores. Ahora a pensar en el 2020, hay más objetivos que se vienen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here