En un día como hoy nació el volante con más pases gol del Torneo de Transición 2014 que la Academia ganó: Gastón Díaz. Con pasado en Lanús, Gimnasia y Esgrima (LP) y Vélez, este lateral volante fue de suma importancia para Diego Cocca en el armado del Racing Campeón 2014: dio ocho asistencias que terminaron en gol y aportó uno suyo, en el difícil encuentro ante Rosario Central en la anteúltima fecha de ese torneo.

 

El once campeón de Diego Martín Cocca

Ricardo Gastón Díaz nació 6 de marzo de 1988 en la localidad bonaerense de Pilar. Apodado “Mono” en su natal barrio Obrador, comenzó a jugar al fútbol en el club Abrojal de Villa Verde.

De pequeño, sufrió la pérdida de su hermano mayor en un confuso episodio en el Río Tigre. A pesar de esto, su familia lo apoyó para que cumpliera su sueño de jugar al fútbol: llegó a Vélez con edad de novena división y fue campeón en Sexta.

Debutó como profesional el 9 de febrero de 2008, con Hugo Tocalli como DT, en un partido que su equipo venció a Colón de Santa Fe por 4 a 3. Era la primera fecha del Clausura 2008 y a Gastón le tocó jugar como lateral por derecha. Con Ricardo Gareca como entrenador, fue campeón en 2009 y 2011 pero no tuvo la suerte de convertir goles: se hizo uno en contra ante Racing en el primero de los títulos.

En 2010 fue convocado por Diego Armando Maradona para formar parte de la Selección local, un equipo que el mejor jugador de la historia del fútbol mundial armó para nutrir al combinado que disputaba eliminatorias.

Lamentablemente, no le tocó entrar como titular, pero sí lo hizo cuando Sergio Batista continuó con la idea del “10”. Con el “Checho”, jugó en el partido en el que “Luli” Aued marcó su primer gol como profesional: entró por Iván Pillud en un 4 a 1 ante Venezuela.

En 2011 pasó a préstamo a Lanús pero una lesión en la rodilla y el descontento por haber dejado el club en el que fue campeón, lo hicieron dar una mala imagen. A su regreso en el club de Liniers no le tocó jugar y pasó a Gimnasia y Esgrima La Plata.

En el Lobo fue dirigido por Pedro Troglio y tuvo un buen paso y continuidad: marcó sus primeros dos goles en Primera y peleó el Torneo Final 2014 pero a la postre fue River Plate el campeón.

Christian Bragarnik, artífice apócrifo del armado del equipo que Diego Cocca compuso para el Torneo de Transición 2014, consiguió la chance para que Gastón pasara a la Academia.

Gastón Díaz fue clave en el pase en el mítico Transición 2014.

A pesar de haber sido formado como volante por derecha en inferiores, en los anteriores clubes casi siempre le tocó jugar de defensor.

Cocca lo pensó siempre como ocho: Iván Pillud había regresado de su experiencia italiana en el Hellas Verona y el puesto de “4” lo esperaba al santafesino.

 

Luego de probar con Diego Villar en el puesto de volante por derecha, con Díaz encontró al jugador ideal para esa posición. “Gato” le rendía por partida doble: contenía el sector con las coberturas a Pillud en sus travesías ofensivas así como también la calidad de su pase le dio un circuito dinámico de juego al equipo que con otro volante no podía tener.

Gastón Díaz tuvo un Torneo de Transición 2014 de alto vuelo y lo demostró desde el principio: por la primera fecha de ese campeonato, Gastón asistió en los tres goles que Diego Milito y Gabriel Hauche -por dos- marcaron para la victoria por 3 a 1 ante Defensa y Justicia.

Díaz rindió más de volante derecho que de lateral.

Ante San Lorenzo en el Cilindro, Gastón mandó un buen centro para que Luciano Lollo marcara el primer gol del partido que luego terminó 2 a 0 para la Academia. Contra Belgrano en Córdoba, asistió desde la mitad de la cancha a Gustavo Bou, que recibió en el vértice del área grande y la mandó a guardar al arco de Olave con un golazo de cabeza.

Ya en la mitad del torneo en la que la Academia se mentalizaba para pelear el campeonato, Gastón envió un centro a pedido del máximo ídolo contemporáneo de Racing, Diego Alberto Milito, aprovechó con un cabezazo a la ratonera del arco de Andújar. A falta de un encuentro para definir el título, la Academia visitaba a un Rosario Central poblado de juveniles.

Aun así, la presión era mucha y el partido estaba muy cerrado: 41 minutos del primer tiempo y todavía era empate en cero. Diego Milito recibió un pase de Centurión y en el área centró para Ezequiel Videla, quien remató pero dio en el palo.

Afortunadamente, Gastón Díaz estaba en el área cual número 9 y no dudó: la mandó con fuerza al arco y gol de la Academia. Se abrió el partido y luego Racing lo despachó con dos goles de Milito y una actuación fenomenal del “Chino” Saja.

Su última asistencia en ese torneo probablemente haya sido la más significativa: el centro que Ricardo Centurión tradujo en gol ante Godoy Cruz el 14 de diciembre de 2014, el día en el que Racing alcanzó su decimoséptimo título de liga.

El momento más importante en la carrera de Díaz en la Academia: su gol a Central.

En una entrevista con El Gráfico, Gastón recuerda ese inolvidable momento de la siguiente manera: “Me acuerdo de la jugada patente, más allá de que después la vi muchas veces. Recuerdo que hubo un murmullo porque Centu casi la pierde. Que Diego abrió la pelota, que cuando yo recibo y engancho, la gente gritó ‘¡Ooole!’. Levanté la cabeza y ya sabía que Bou se iba a llevar la marca para adelante, lo hace siempre. Vi que se llevaba al defensor, y vi que Centu venía por atrás como un camión. Le cayó en la cabeza, y el cabezazo fue impecable. Algunos dicen que si no la tocaba el defensor, no entraba. Pero entraba perfecto. Es un recuerdo hermoso”.

En 2015 jugó su primera Copa Libertadores con la Academia y tuvo regularidad en su rendimiento, con el agregado de haber tenido que jugar como lateral derecho en varias oportunidades.

En la temporada siguiente marcó más goles con la casaca de Racing: marcó en la goleada que la Academia le propinó a Unión por 6 a 3, y en el 2 a 0 ante San Martín de San Juan, ambos goles en partidos como visitante.

Gastón anticipa a Robinho en el Cilindro. Jugó dos Libertadores y una Sudamericana con Racing.

Con el regreso de Diego Cocca, Gastón Díaz recuperó en un comienzo la titularidad pero su bajo nivel –fue generalizado en toda la temporada para casi todo el plantel- lo hizo salir del equipo nuevamente.

Finalmente a mitad de 2017, dejó el club y volvió a Vélez Sarsfield en lo que parecía un entredicho con el DT campeón, pero el propio Díaz se encargó de desmentirlo en Racingmaníacos Radio: “’No hubo comunicación en cuanto a mi salida, fue rara. Me sentí mal porque cuando tenía que volver a entrenar me mandaron al Tita. Pero no tengo nada que decir de Cocca, sólo hubo mala comunicación.»

En aquella entrevista también recordó su paso por la Academia: «No cambiaría nada de mi paso por Racing. Todos los momentos que he vivido dentro y fuera de la cancha han sido inolvidables para mí y realmente fui muy feliz esos tres años.»

Compartir
Artículo anteriorEl fútbol femenino volvió a golear y pelea por el ascenso
Artículo siguienteRacing inaugurará el sector Chapu Nocioni en el Centro Deportivo
Nací, me crié y crecí en el barrio de Villa Luro, siempre siendo hincha de Racing. Soy socio desde que volvió la democracia al club (N° 36608). Estudié “Ciencias de la Comunicación Social” en la UBA y estoy a poco de graduarme de licenciado y a otro poco, de profesor. Hago periodismo desde hace varios años, y para Racingmaníacos trabajo en la sección "Efemérides" de esta web, donde me ocupo de contar la maravillosa historia de esta gloriosa institución.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here