El arquero figura en el histórico clásico del pasado 9 de Febrero, brindó declaraciones en el medio de esta cuarentena. Su futuro, una multa particular y los entrenamientos en casa, fueron los temas.

Javier García fue muy importante en el título conseguido con Eduardo Coudet ya que atajó siete partidos por una lesión de Gabriel Arias. Respondió y estuvo a la altura, como en el clásico ganado con nueve jugadores donde entró y fue una de las figuras tapando tres pelotas claves.

Sobre su porvenir fue claro: “No sé si voy a renovar. Hay un acercamiento. Ellos están contentos, me quieren renovar. Yo disfruto de estar hoy acá. Veremos qué va a pasar. No está nada definido”, afirmó.

Beccacece ya lo puso de titular en el último partido ante del parate frente a Aldosivi. Sobre su entrenador dijo que “lo siente y lo vive así. Es un técnico muy joven. Que le gusta muchísimo el fútbol. Lo analiza mucho sobre video. Sobre formas de trabajo en la cancha”. Y siguió: “Lo que ven es lo que es Beccacece. No hay caretaje en él”.

García es un arquero que siempre uso pantalones largos para atajar. Una vez dijo que era por costumbre ya que lo hizo toda su vida. La Conmebol le prohibió atajar así y mostró su descontento: “Me quiero morir… Por Copa Libertadores ya me lo prohibieron. Y en el último partido con Aldosivi me hicieron subir las medias. Están bravos con eso. Yo desde Novena que juego con pantalones largos”, sostuvo, y añadió: “Me están sacando esta alegría cuando yo no le hago mal a nadie”.

El tema de la cuarentena hizo que todos los jugadores se entrenen por su cuenta en sus respectivos hogares. “Nos hicieron bajar una aplicación para entrenarnos en casa y ellos nos ven. Hacemos movilidad, trabajos con pelota. Es por grupos, por sectores de la cancha, porque es la cantidad que entra en la cámara en vivo”, explicó el “13”. Además, continuó diciendo que les dieron varios elementos para trabajar y que “es bastante parecido a la rutina del club”.

Por último, habló a modo personal y de como lleva el aislamiento obligatorio: “Yo no soy un tipo que se haga más problema del que deba. Por ahora, entonces, la llevo tranquilo. Tomando las medidas que corresponden”, sostuvo. Y cerró: “Estoy también atento a mi familia, a la que le reenvío la información que nos pasan. Aunque no quiero bajar un mensaje porque no soy un entendido. Es preferible que hablen los médicos para transmitir algo de tranquilidad en momentos de mucho nerviosismo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here