El ex delantero de Banfield se mostró con lágrimas en los ojos y muy emocionado. Pudo dar la vuelta con sus dos hijas, Lupe y Carmela.

Darío Cvitanich llegó a Racing en Enero y en el mismo estadio donde se jugó el partido de hoy, debutó y marcó su primer gol con esta camiseta. Fue clave en la Superliga obtenida y sigo demostrando toda su jerarquía. “El grupo venía mal y se merecía un título”, afirmó.

Por otra parte, agregó que “era una final y no importaban las formas” y que es un agradecido al club ya que le tocó ganar dos títulos en diez meses. Además, recordó el comienzo del año donde el sueño del campeonato empezó en Mar del Plata: “Hace un año arranco una ilusión y se pudo lograr el torneo, acá lo terminamos logrando otro”.

De cara al futuro, se ilusionó con dar pelea en el torneo y aseguró que lo de hoy “nos sirve de envión”. También confirmó entre risas que seguirá en el club en el 2020: “Si no me echan, jugaré la Copa Libertadores”Por último, le dejó un mensaje a Coudet y al que venga: “Eternamente agradecido con el “Chacho”, se merecía tener una despedida como ésta. El técnico que venga se va encontrar con un gran grupo”, concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here