Sabía que su retorno a Racing era momentáneo. Que, si bien tuvo un nivel aceptable en Belgrano, no era suficiente para entrar en la consideración de Eduardo Coudet y debía buscar un nuevo destino. El personaje en cuestión es Marcelo Meli, quien concretó su incorporación a Central Córdoba de Santiago del Estero, elenco recién ascendido a la primera división del fútbol argentino.

 

La temporada terminó, y mientras los jugadores e hinchas de Racing festejaban el título, otros sufrían la desazón del descenso. Como sucedió con Marcelo Meli, futbolista cuyo pase pertenece a “La Academia” pero que en el último certamen vistió la camiseta de Belgrano. El volante surgido de Colón fue uno de los puntos altos del elenco comandado por Diego Osella, pero no alcanzó para que el combinado cordobés se salve de bajar al Nacional B. Más allá del desenlace y el nivel de Meli, sabía que una vez finalizado el certamen, debía retornar a Avellaneda. De la misma manera que conocía este acuerdo, el oriundo de Salto sabía que el desembarco era fugaz ya que debía buscar otro destino para continuar con su carrera. Se rumoreó de la intención del “Pirata” de renovar el préstamo, que lo tenía como una de las prioridades en el mercado de pases, pero el jugador no tenía intenciones de bajar de categoría, por lo que fue desestimada rápidamente. Con el paso de los días surgieron varios interesados más, pero quien finalmente fue Central Córdoba de Santiago del Estero quien consiguió su contratación. El “Ferroviario”, elenco recientemente ascendido a la Superliga, sabe que tiene que ser certero a la hora de incorporar y Gustavo Coleoni entiende que el ex Boca Juniors le puede aportar jerarquía a un plantel diezmado por las bajas. De esta manera, el mediocampista que llega cedido por un año, sin cargo y sin opción de compra, se transformó en el tercer refuerzo de los santiagueños.

 

Claudio González

@clgonzalez07

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here