La línea es finita, casi imperceptible. No sabemos cuanto más acá o cuánto más allá será el equilibrio justo, el necesario, el útil para hacer crecer cada día más a este fenómeno llamado Racing.

En la actualidad, el interrogante pasa por saber hasta cuándo soltar al jugador que fue parte del logro, al que aportó, al que puso su granito de arena en pos de sumar una nueva estrella…cuando saber si el agradecimiento se traduce en alargar un contrato o si no renovar a un jugador en pos de buscar un mejor futuro nos hará quedar bajo el plano de la ingratitud. Nadie va a dudar a la hora de quedarse con los irreemplazables, los determinantes, pero el tema es a la hora de evaluar a los útiles, a los de contratos no acordes a su situación en el equipo o a los actualidad futbolística en baja.

Es difícil de medir, claro. Pero en los últimos años hubo más renovaciones de agradecimiento que de análisis real de la situación y a la larga generó no solo desbalance futbolístico sino también económico. Y la Secretaria Técnica lo sabe.

Muchos campeones del 2014 como Gastón Díaz, Cerro, el mismo Videla cuando volvió de una lesión hasta jugadores con menos minutos como el arquero Ibáñez, Voboril o pasando por Grimi en algún momento y algún caso más o menos discutible…esas renovaciones puso a Racing en una zona de confort y no lo alimento a ir por más, a buscar otro torneo, a pelear otra copa, a recuperar más protagonismo.

Hoy en día con el país inestable los salarios (en dólares) a la hora de negociar los contratos se hacen más costosos para el club. Entonces con precisión de relojero suizo habrá que poner en la balanza desde el nivel actual y el sueldo percibido hasta el costo de traer un refuerzo en la misma posición o incluso de tener en las inferiores un chico con proyección. La Libertadores se torna como EL objetivo y Racing debe tomar impulso para llegar al 2020 con plantel suficiente en todas las líneas para pelearla y hacer un papel a la altura de las circunstancias. El corazón no entiende a la razón, muchas decisiones deben tomarse aun con el interrogante de la opinión del hincha pero convencido que es el momento para crecer y aspirar a más y no quedarse con el recuerdo o lo que pudo haber sido…

Por Diego Ilusión (@diegoilusion)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here