En un día como hoy, hace 62 años nació uno de los goleadores más queridos de las últimas décadas de la Academia: José Raúl Iglesias. Más conocido como “Toti”, este delantero fue el máximo goleador argentino de la década de los ochenta y con menos de dos años jugados en Racing, conquistó el corazón de los hinchas a base de goles: “Váyase preparando, vaya gritándolo, que en cualquier momento aparece el Toti gol”, solía cantar la hinchada racinguista. Marcó 16 goles en 32 partidos jugados en el club, y si bien no logró consagrarse campeón, formó parte de los equipos protagonistas del “Coco” Basile que pelearon todo y ganaron las Supercopas Sudamericana e Interamericana.

El “Toti” marcando en el histórico 6 a 0 a Boca en Avellaneda.

El 6 de marzo de 1957 nació en la Ciudad de Buenos Aires, José Raúl Iglesias Mastantuono.

Apodado “Toti” por su parecido al exjugador de San Lorenzo “Toti” Veglio, este delantero se formó en el club cuervo con el cual llegó a Primera.

Tras dos años allí, emigró a España donde jugó en Barcelona B, Recreativo de Huelva y Logroñés, y retornó a la Argentina en 1979 volvió para vestir los colores de All Boys. Posteriormente, jugó en Sarmiento de Junín –fue goleador del torneo de Ascenso 1980-, Rosario Central, San Lorenzo de Almagro nuevamente, y emigró otra vez a España para jugar en el Valencia en 1984.

Regresó a la Argentina a la temporada siguiente para jugar en Estudiantes de La Plata y luego bajó a la B para jugar en Huracán. En el Globo la rompió: hizo 36 goles en 37 partidos; y fue ese rendimiento superlativo el que lo llevó en 1987 a llegar al Racing del “Coco” Basile.

La Academia tenía un plantel curtido en experiencias –el ascenso en 1985 y el alquiler de medio plantel a Argentino de Mendoza habían consolidado una cierta sinergía dentro de la plantilla.

Más allá de lo grupal, Basile le había impreso a Racing su sello, su juego a medio camino entre sus dos referentes Juan José Pizzuti y César Luis Menotti, y el agregado del estilo personal del Coco.

Con esa receta, Racing ganó dos mitades de torneo que unos años después con el cambio de formato de los torneos largos a los cortos, habrían contado como títulos. En el equipo jugaban jugadores de la talla de Ubaldo Matildo Fillol, Osmar Acuña, Gustavo Costas, Miguel Ángel Colombatti, Walter Fernández, Néstor Fabbri, entre otras glorias.

Iglesias llegó a la Academia con la presión de tener que repetir la temporada tremenda que había tenido en el globito: a su arribo, la Revista El Gráfico lo tituló como “Racing compró al Rey del Gol”, así que existía cierta presión sobre Toti. Pero respondió de maravillas.

Iglesias en el Racing demoledor de 1987, comandado por el gran Coco Basile.

Marcó 16 goles en 32 partidos jugados vistiendo nuestros colores, con la particularidad de haber metido un doblete en aquella goleada histórica por 6 a 0 ante Boca Juniors en el Cilindro. “Pasar por encima a un equipo de una forma tan abrumadora no se da todos los días. Todo el mundo del fútbol se sorprendió. Fue un clásico de dos equipos grandes y fue tan apabullante, que lo recuerdan todos”, declaró Iglesias al respecto.

En la primera edición de la Supercopa Sudamericana, “Toti” marcó el primer gol del partido de ida por los octavos de final ante el Santos de Brasil, en un encuentro que finalizó 2 a 0 y luego del empate en la vuelta, le permitió a la Academia seguir en la Copa. Racing siguió avanzando en el certamen continental pero Iglesias recibió una muy tentadora oferta del Junior de Barranquilla (Colombia), y partió hacia Colombia.

Volvió para disputar la Copa Libertadores de 1989, pero con el entrenador Pedro Marchetta tuvo un conflicto y terminó abandonando el club que fue lo más lindo de su carrera, según el propio Iglesias: “Lo que me dio la gente es increíble. Pese a que yo no gané nada en el club, y apenas jugué un año y medio, me quieren mucho. Es algo muy fuerte y es por eso que después de haber jugado en tantos clubes, tengo a Racing en el corazón“, dijo en una entrevista.

La gente de Racing le tenía un afecto especial a este goleador que no sólo era un eximio cabeceador, sino que portaba un estilo particular para la época: incursión de festejos nuevos, colitas en el pelo; en algún punto, Toti sentó las bases estéticas que después tomaron jugadores como Antonio Mohamed y Fernando Gamboa siguieron en los años noventa.

Iglesias es el primero de los hincados desde la izq., en el marco de la Copa Libertadores de 1989.

Luego de la Academia, siguió su carrera en clubes como Talleres de Córdoba, Deportivo Español y Lanús, club en el cual se retiró en 1991, a una edad aún temprana. A los tres años, Ríos Seoane lo convocó para que se hiciera cargo del primer equipo del Deportivo Español. Volvió a ser entrenador cuatro años más tarde, cuando Marcelo Tinelli compró el club español de Segunda división, Badajoz.

Allí, dirigió al conjunto español y la experiencia no fue del todo fructífera. Más tarde, se dedicó a representar jugadores y es su tarea hoy en día.

El año pasado, Iglesias participó del homenaje realizado por la Legislatura Porteña al Racing campeón de la Supercopa 1988 con motivo del aniversario N° 30 de la obtención del título en Brasil, ante Cruzeiro.

El Toti Iglesias es un jugador muy querido por la gente de Racing; su alto promedio de gol y su destreza –a pesar de no ser un distinto-, junto a su olfato de goleador conquistaron rápidamente el corazón académico, que no olvidó a su goleador de los viejos buenos tiempos del Coco como DT.

En la tribuna de la Academia habían gestado un cantito, que aún hoy cuando se lo ve al Toti, suele escucharse de nuevo: “Váyase preparando, vaya gritándolo, que en cualquier momento aparece el Toti gol”.

Compartir
Artículo anteriorEntradas agotadas para ir a Santa Fe
Artículo siguienteJorge Baliño será el árbitro frente a Colón
Santiago Ciraolo
Nací, me crié y crecí en el barrio de Villa Luro, siempre siendo hincha de Racing. Soy socio desde que volvió la democracia al club (N° 36608). Estudié “Ciencias de la Comunicación Social” en la UBA y estoy a poco de graduarme de licenciado y a otro poco, de profesor. Hago periodismo desde hace varios años, y para Racingmaníacos trabajo en la sección "Efemérides" de esta web, donde me ocupo de contar la maravillosa historia de esta gloriosa institución.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here