El jugador venía de dos flojas actuaciones y el técnico decidió sacarlo en este partido tan especial para él.

Coudet jugó al misterio y no confirmó el equipo hasta un rato antes del partido. La decisión fue dejar afuera a Ricardo Centurión y que entre Neri Cardozo. A muchos les llamó la atención este cambio. Sus bajos rendimientos sumado a su antecedente en el último encuentro en esa cancha, inclinaron la balanza.

A los 20′ del segundo tiempo, el “Chacho” lo llamó para ingresar y ocurrió algo que fue de la sorpresa de todos. Al acercarsele para darle algunas indicaciones, el ex jugador del Genoa lo empujó con su brazo izquierdo. Los que estaban ahí cerca del banco de suplentes, aseguran que tiró la pechera y no quería entrar por el contexto del partido.

En conferencia, el técnico evitó referirse a la situación y dijo que se va a hablar “puertas para adentro”. Se verá que sucede durante la semana, lo cierto, es que el plantel entrará mañana por la tarde a puertas cerradas y sin atención.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here