El técnico habló en conferencia de prensa en la previa del clásico. No confirmó el equipo y dijo que está muy cómodo en el club.

Eduardo Coudet habló en la sala de conferencia del Cilindro. A diferencia de lo que nos tiene acostumbrado, está vez juega al misterio y no dio pistas sobre el equipo: “Vamos a definir el equipo sobre la hora”, dijo.

Luego de la victoria frente a Huracán, hizo referencia al partido de Defensa contra San Martín de Tucumán y en la semana su presidente lo acusó de “cobarde y mala leche”. “No puse en duda nada de nadie. No sé por qué su interpretación fue hacia un lado destructivo”, aclaró, bajando el tono de las declaraciones.

Estos últimos días, salió un rumor de que después de Junio tendría decidido no continuar en el club. Como era de esperar, salió a desmentir y dejó en claro que esta muy contento y cómodo en el club. Y siguió: “Estamos en busca de un objetivo, nadie se tiene que distraer y yo no soy la excepción. Cuando termine el campeonato, hablaremos de otras cosas”.

Coudet probó con dos cambios en el equipo. Esos son los ingresos de Nery y de Cvitanich. Con respecto a que le da cada jugador, fue contundente: “Nos vamos acomodando según lo que vemos del rival y lo que vemos en cada entrenamiento. Lo importante es que todos estén preparados para cuando les toque jugar”.

Racing es puntero de la Superliga desde la fecha 4, justamente después de la eliminación de la Copa Libertadores en el Monumental. “Fue un aprendizaje aunque no haya habido vuelta atrás. Buscaremos hacer un partido inteligente para quedarnos con los 3 puntos”. También, comentó que “será una revancha interna” y que trataran de escribir otra historia.

Por último, volvió a hablar sobre su relación con Diego Milito. “Convivimos con Milito y con los dirigentes todos los días. Pero acá lo que importa es no desviarnos del objetivo que todos tenemos”, concluyó. Mañana luego de la práctica, quedará definida la lista de los concentrados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here