Después de superar una serie de lesiones que lo sacaron del equipo, Alejandro Donatti ya piensa en cerrar el 2018 de la mejor manera y encarar el 2019 con miras a que Racing vuelva a ser campeón del torneo local.

En una charla con el diario Olé, el defensor central de 32 años repasó algunas de sus vivencias en el segundo semestre del año, el cual se perdió por distintas dolencias físicas que le bajaron el ánimo.

“Las lesiones me mataron la cabeza. Gracias a Dios, tengo unos compañeros que estuvieron en todo. Me ayudaron mucho junto a mi familia. Son los que siempre están”, recordó Donatti, quien además confesó que se sintió mal no solo por si mismo sino por el club.

“Pienso en la gente que confió en mí, el presidente, Chacho (Coudet) y los hinchas que estaban entusiasmados. Y de golpe, sentí que se me vino todo abajo. Venía haciendo las cosas bien, intentaba dar lo mejor adentro y afuera de la cancha. Y ocurrió lo impredecible”, dijo el Flaco, que ya ahora se siente mucho mejor con su condición física.

“El domingo en La Plata tuve la misma comodidad que cuando venía jugando. Fue una gran alegría, volví bien”, opinó. Asimismo, afirmó que está contento por la competencia que le generó la aparición de Lucas Orban. “Se armó una zaga muy buena con Sigali y Orban. Estaban jugando muy bien. Esperemos seguir así, tirando todos para el mismo lado. Queremos lo mejor para Racing”, expresó.

Donatti agradeció a jugadores como Lisandro López, Nery Domínguez, Sigali, Orban y Javi García por el apoyo que le dieron en sus momentos de lesión, muestra del buen grupo que tiene Racing y que llevan a todo el plantel a ilusionarse con un 2019 de éxitos.

“Sabemos que tenemos grandes chances de ser campeones, pero vamos paso a paso, tranquilos. Dentro de la cancha buscamos ser el mejor equipo del campeonato”, finalizó el central llegado al club a principios de año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here