En un día como hoy pero de 1926 nacía en Lanús, uno de los mejores defensores de todos los tiempos racinguistas: Pedro Rodolfo Dellacha. Mejor conocido como “Don Pedro Del Área”, este grandioso back central se destacó en la década del ’50 de la Academia y de la selección, donde fue capitán y campeón de las Copas América 1955 y 1957. En Racing, fue campeón en 1958 con Juan Carlos Murúa como compañero de saga y Norberto Anido como sucesor; y en ataque la mejor delantera de la historia del club: Pizzuti, Corbatta, Manfredini, Sosa y Belén.

El equipo campeón de 1958, con Don Pedro del Área como capitán

Pedro Rodolfo Dellacha nació el 9 de julio de 1926 en la localidad bonaerense de Lanús. Hijo de María Rosa Bollini y Pedro Dellacha, hizo las inferiores en Boca Juniors, pero en busca de continuidad pasó a Quilmes donde debutó como profesional en 1947.

En el “Cervecero” disputó tres temporadas en la Primera B hasta alcanzar el ascenso y destacarse notablemente, lo cual llamó la atención de Racing, equipo que lo contrató en la misma temporada en la que le tocó descender con Quilmes.

Hacia 1952, Racing Club era el equipo más poderoso de la Argentina: vigente tricampeón, club con más concurrencia, mejor plantel y hasta ese momento con mayor cantidad de títulos tanto de liga –compartía con Boca Juniors ese primer lugar- y copas nacionales.

Dellacha, entonces, llegaba para continuar una rica tradición de enormes back centrales: “Pechito” Della Torre, Fernando Paternoster, José María González, José Salomón, Higinio García, entre otros.

Dellacha en la tapa de la legendaria revista El Gráfico.

En su primera temporada en la Academia fue figura pero no pudo hacerse de un título: Racing fue subcampeón de un polémico primer puesto de River Plate. Resulta que mientras la Academia se acercaba a la punta al ganar el clásico ante Independiente con gol de Llamil Simes, a los de Núñez se le daba por ganada la última fecha.

Ese falso triunfo se debía a la suspensión por incidentes de su victoria parcial por 1 a 0 ante Estudiantes a los 30 minutos de juego. Por lo que se dio por concluido el partido con 60 minutos aún por jugar y debido a esos dos puntos, River se aventajó por uno ante un Racing que veía escaparse la chance del tetracampeonato.

Más allá de eso, Dellacha se afirmaba como un duro central, de gran porte y contextura física, difícil de pasar y complicado para la marca. Su gran rendimiento en Racing llevó a que su DT, Guillermo Stábile, elija también convocarlo para jugar en la Selección, equipo al que también dirigía “El Filtrador”.

Allí, en una nota de la Copa América de 1955 escrita por periodista Félix Daniel Frascara, Dellacha se ganó el mote de “Pedro Del Área” por su jerarquía en la defensa y su liderazgo.

Capitán en 24 de 35 partidos jugados en la Selección Argentina de Guillermo Stábile, Dellacha se consagró campeón de las ediciones 1955 y 1957 de la Copa América. Fue luego del ese último certamen –el de “Los Carasucias” donde se destacaban los compañeros racinguistas Humberto Maschio y Omar Oreste Corbatta-, Dellacha fue galardonado con el premio Olimpia de Oro de 1957 como mejor deportista del año.

Su popularidad con el combinado nacional lo llevó incluso a incursionar en el cine como actor en dos films: ” El hijo del crack” (1953) y Fantoche (1957).

Don Pedro en el Cilindro.

1958 fue un año crucial en la carrera de Don Pedro, quien por el lado de la Academia, era cacique en la defensa del equipo de “Pechito” Della Torre que peleaba el título. Mientras por el lado del Seleccionado Nacional, era el capitán del equipo de Stábile que a mitad de año disputaba la Copa del Mundo en Suecia.

La eliminación del equipo de Stábile en ese Mundial, en manos de Checoslovaquia y por una goleada por 6 a 1 fue brutal para futbolistas como Amadeo Carrizo, el propio Dellacha y el entrenador, quienes fueron blancos de las críticas de los medios en esos tiempos.

A su regreso del mundial, Racing era una máquina que arrasaba con todo: Osvaldo Negri; Dellacha –en el sprint final del campeonato fue reemplazado por Norberto Anido-, Juan Carlos Murúa; Héctor Bono, Vladislao Cap, Julio Gianella; Omar Orestes Corbatta, Juan José Pizzuti, Pedro Manfredini, Rubén “El Marqués” Sosa y Raúl Belén.

Luego de siete años, Racing salió campeón y Pedro Dellacha se consagraba en el olimpo de ídolos del club con un título de liga en la institución. Al año siguiente, dejó la institución tras 184 partidos y un solo gol a favor, pero con la grandeza de haber sido un emblemático guardián de la defensa de Racing.

En 1959 partió a México para jugar en el Necaxa y salió campeón en su primera temporada. Se retiró allí en 1962 y debutó como entrenador en el propio Necaxa, pero al poco tiempo regresó al país para continuar su carrera de DT. Logró una gran trayectoria como entrenador en la que volvió a la Academia en 1976 por una temporada, sin suerte.

Sin embargo, fue campeón en 1977 con Nacional (Uruguay) (1977), en 1978 con Millonarios (Colombia) y en Argentina es ídolo en Lanús –se dio con él como DT el recordado equipo de “Los Albañiles” (1965)-, además de haber ganado en Independiente los Torneos Metropolitanos de 1971 y 1972 y las Copa Libertadores 1972 y 1975, con el agregado de haber hecho debutar a Ricardo Bochini.

Dellacha con la camiseta alternativa de la época

Dirigió también a Celta de Vigo (España), Huracán, Platense, Vélez, Alianza Lima (Perú) y finalizó su carrera como DT en Santos Laguna (México) en 1994.

Aquejado por el mal de Alzheimer, Pedro Dellacha pasó a la inmortalidad el 31 de julio de 2010. Dejó en la memoria del hincha de fútbol grandísimas gestas: fue descripto por Pelé como el defensor que más fuerte lo marcó en toda su carrera y fue el primer futbolista en ganar el premio Olimpia de Oro.

Pero sobre todo, es un símbolo de una gran época de Racing, y un emblema de esa tradición de grandes defensores que lamentablemente el tiempo no se dignó a continuar con la jerarquía de jugadores como Don Pedro.

Compartir
Artículo anteriorRacing avanza por Zelarayán
Artículo siguienteFrancisco Olazar, el gran centrehalf de la Academia
Santiago Ciraolo
Nací, me crié y crecí en el barrio de Villa Luro, siempre siendo hincha de Racing. Soy socio desde que volvió la democracia al club (N° 36608). Estudié “Ciencias de la Comunicación Social” en la UBA y estoy a poco de graduarme de licenciado y a otro poco, de profesor. Hago periodismo desde hace varios años, y para Racingmaníacos trabajo en la sección "Efemérides" de esta web, donde me ocupo de contar la maravillosa historia de esta gloriosa institución.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here