El arquero, quién se perderá el mundial de Rusia por lesión, anduvo por Casa Tita esta tarde y dejó regalos para los chicos.

“Chiquito”, el arquero con más partidos disputados en la Selección Argentina, es surgido del predio Tita Mattiussi y no olvida sus orígenes. A pesar de que jugó apenas un puñado de partidos en el club (cuatro para ser más precisos), siempre tiene a Racing presente.

Aprovechando su estadía en el país, se acercó a la Casa Tita, y les regaló una caja llena de botines a los chicos que viven en la pensión. Otro gesto que habla del sentido de pertenencia que tiene Romero con el club. Faltará poco para volver a verlo con el “1” en el Cilindro? En Avellaneda lo esperan…

 

Por Claudio Alderete

@ClauAcade1

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here