Guilherme es un fanático de la Academia que tenía una camiseta pintada por él de Diego Milito y, por eso, el ídolo lo recibió con un regalo especial.

El brasilero se acercó hasta el hotel para ver a algún jugador de La Academia y en Racing los sorprendieron: recibió una camiseta oficial, conoció a Diego Milito y se llevó una entrada para el partido de esta noche.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here