Los hinchas que acompañaron al equipo en Brasil sufrieron el maltrato por parte de la policia durante el partido ante Vasco Da Gama.

Los hinchas de Racing reaccionaron ante la provocación policial y fueron los jugadores quienes frenaron el partido para llevar calma a las tribunas y asistir con botellas de agua a la gente que padecía el gas lacrimógeno.

Un hecho similar sufrieron los hinchas en 2016, cuando la policía también reprimió. En aquella ocasión, Racing se enfrentó a Atlético Mineiro en Belo Horizonte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here