El nuevo técnico de la Cuarta División de Racing Club, Pablo Gomis, pasó por el espacio de Racingmaníacos Radio para charlar acerca del trabajo que está haciendo con los juveniles y su experiencia al mando del equipo.

El hijo de Miguel Gomis -director de las juveniles- repasó su camino transitado hasta llegar a Racing y se mostró feliz por su etapa actual. “Mi paso por Cruz del Sur fue bueno. El Federal B es un torneo difícil”, dijo. “Siempre busqué mi lugar en el fútbol, por suerte pude continuar con mi carrera como entrenador”, relató.

“Es un orgullo trabajar cerca de mi viejo. Tenerlo en casa durante tanto tiempo, con su idea, es algo que me movilizó mucho”, contó, en lo que respecta a la cercanía que tiene con su padre en las juveniles. “Queremos ayudarlo tanto a él como a todos los que trabajan en el club”, explicó.

En cuanto a la influencia del mánager de Racing en su trabajo, comentó que “cuando Diego Milito se arrima, intercambiamos algunas palabras. Pregunta por lo jugadores, conoce a todos. Es una persona muy competitiva y exigente”.

Y sobre su objetivo en las categorías inferiores, afirmó que “tenemos que trabajar para darle a Racing el jugador que necesita. No queremos que el jugador sea dubitativo o temeroso, queremos que disfrute de tener la pelota en los pies”.

Su deseo es brindar buenos valores que lleguen a Primera, jugadores que “siempre intenten, no que agachen la cabeza y no arriesguen más”, pues sabe que la exigencia de Eduardo Coudet es alta. “Es muy intenso”, dijo sobre el Chacho.

“Coincido con mi viejo en que de séptima división para abajo los partidos no tienen que ser por los puntos”, reflexionó, así como contó que fue en la cuarta división encontró “jugadores muy técnicos y de buen pie”.

Pablo Gomis llegó en enero a La Academia de la mano de la reestructuración de las categorías inferiores impulsada por su padre, por la cual dejó a Cruz del Sur.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here