La Academia vapuleó al globo por 4-0 con un hat-trick de Lautaro Martínez y un gol de penal de Licha. 

Racing fue la otra cara de la moneda que se vio el fin de semana pasado. Con la idea mejor adaptada, similar a la actuación con Independiente en Mar del Plata, el equipo del Chacho demostró que puede pelear los torneos que presenta este 2018. Con Lautaro Martínez intratable, observado por Jorge Sampaoli y que se llevó la pelota del encuentro, La Academia pinchó al Globo en Cilindro y empieza a ilusionar a todos los hinchas.

Los dirigidos del Chacho demostraron un gran nivel en el primer tiempo. No solo por irse al descanso con tres goles a favor en el resultado, sino por que lograron plasmar dentro del campo de juego lo que pide el DT: presión, intensidad y verticalidad. El primer gol del encuentro llegó a los 11′, donde Matías Zaracho se transformó en el conductor de la pelota desde la mitad del campo hasta el área dejándole el instrumento a Lautaro Martínez, quien lo ubicó con un remate de zurda al palo más lejano de Marcos Díaz.

El segundo tanto llegó a los 33′, donde Lautaro Martínez fue víctima de una falta dentro del área entre Damonte y Calello. Licha tomó la pelota desde los 12 pasos y cambió el penal por gol para estirar la ventaja sobre el conjunto quemero. Luego, sobre el final del primer tiempo, el Toro volvió a convertir con su pierna izquierda tras un rebote que le quedó luego de un remate de Matías Zaracho.

Finalmente, durante el segundo tiempo, Racing levantó un poco el pie del acelerador pero continuó manteniendo la presión y se hizo dueño del partido. Manejó la pelota con tranquilidad en búsqueda de espacios y de precisión para poder llegar claro al gol. A los 77′ minutos de partido, Racing armó la contra de la mano de Ricardo Centurión, quien recorrió más de 50 metros con la pelota para luego dejarle el hat-trick servido a Lautaro Martínez.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here