Racing perdió el Clásico de Avellaneda por 1-0 en el Cilindro tras un error infantil de Sergio Vittor y además no pudo concretar chances claras de gol ni aprovechar la ventaja de tener 11 jugadores en el campo.

Juan Musso (6): Pudo haber hecho algo más en la situación del gol. Luego se reivindicó con una tapada magnífica a un tiro libre ejecutado por Leandro Fernández. Estuvo firme y rápido en las salidas.

Renzo Saravia (5): No tuvo gran injerencia en el partido y fue uno de los amonestados en el equipo, generando la falta cercana al arco de Racing que fue ejecutada por Fernández y bien resuelta por Musso. Fue reemplazado por Brian Mansilla en el segundo tiempo.

Sergio Vittor (3): Fue el gran responsable del gol que sufrió Racing. Cometió un error infantil perdiendo la pelota a 20 metros de su propio arco. Además estuvo flojo en la marca y lento al momento de distribuir o trasladar la pelota hacia el mediocampo.

Miguel Barbieri (5): Tuvo un partido regular y no sufrió grandes desequilibrios de los jugadores rivales. Cometió varias infracciones inocentes que no fueron marcadas por Germán Delfino.

Alexis Soto (4): Nuevamente no rindió el lateral izquierdo de La Academia. Le sigue faltando confianza al momento de proyectar y cuando logra hacerlo no termina bien las jugadas. No tuvo bastante participación en la marca por falta de propuesta del rival.

Augusto Solari (4): No jugó su mejor partido desde que llegó al club, ni tampoco el peor. Le faltó determinación para romper las líneas de la defensa rival y no terminaba bien las jugadas desde los costados debido a sus centros fallidos.

Arévalo Ríos (5): Se lo vio firme y bien parado en el mediocampo. Fue amonestado por una brusca infracción y luego fue reemplazado por Lisandro López en el inicio del segundo tiempo.

Diego González (4): Le faltó precisión al momento de distribuir la pelota y también a la hora de romper las líneas del mediocampo. Fue amonestado en el primer tiempo y al iniciar la segunda mitad como único volante central disminuyeron sus oportunidades para llevar a cabo una proyección.

Andrés Ibargüen (6): Fue el jugador más desequilibrante de Racing. Realizó buenos desbordes y cortaba hacia adentro cuando la jugaba lo necesitaba. Le faltó precisión al momento de los centros y en las ejecuciones hacia arco rival. Cabe destacar que además no tuvo asociaciones en ataque.

Lautaro Martínez (5): Tuvo para convertir las chances más claras de Racing. Impactó un tiro en el palo tras una buena definición y luego la suerte no lo acompaño para desviar la pelota en otras situaciones. Le faltó salir más del área para generar un poco más de juego y peligro para quedar con el arco de frente, como lo hizo en el partido contra Boca.

Enrique Triverio (3): Junto a Vittor fue el jugador de Racing que más bajo estuvo en cuanto a nivel. No aportó en ninguna situación de ataque ni tampoco pudo ganar el juego aéreo.

Lisandro López (4): Cuando ingresó en el segundo tiempo era la esperanza de todos los hinchas de La Academia y lejos estuvo de serlo. No tuvo gran injerencia en el juego y las dos ocasiones que se le presentaron se fueron desviadas. Careció de asociaciones y lo perjudicó el congestionamiento de jugadores de Racing en el área rival.

Brian Mansilla (-): No entró en ritmo con el partido. Recibió dos pelotas por la banda e ingresó para empujar un poco al equipo, no obtuvo resultados.

Martín Ojeda (-): Ingresó para generar juego, pero la sobrepoblación de jugadores de La Academia dentro del área de Independiente no le permitió crear alianzas de juego. Realizó dos buenos desbordes, entró con confianza.

 

1 Comentario

  1. Ibargüen 6? que hizo de positivo para el equipo? Gambetea a uno dos rivales y luego se la da a un contrario. Me parece que hay que prestarselo a Defensa y Justicia por 6 meses, sin opción de compra, para que se foguee un poquito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here