La Academia no mejora y tampoco liga. Perdió 3 a 1 tras un desastroso primer tiempo, se perdió varios goles y el árbitro no le cobró dos claros penales a favor.

Cada partido parece ser peor, esta vez, fue en su visita a Tucumán. Donde Atlético lo golpeó desde el vestuario y aprovechó una mala entrega de Arévalo Ríos para marcar el 1 a 0 cuando apenas el cronometro indicaba los 3 minutos. Para colmo, en 25′ ya caía por 3 a 0 por los goles de Acosta y Miguel Barbieri, que pifió el despeje y terminó descolocando a Juan Musso.

Sobre el cierre de la primera etapa, Lautaro Martinez se las arregló para descontar con un cabezazo tras un buen centro de Andrés Ibarguen y despertó una mínima esperanza para la segunda parte.

Lamentablemente, Racing no supo aprovechar la tenencia y, el sueño de una remontada, se fue diluyendo con el correr de los minutos. Para peor, Fernando Echenique no cobró dos manos evidentes dentro del area, que pudieron haber cambiado el rumbo del encuentro.

Lo cierto, es que el equipo sigue sin responder, el funcionamiento no aparece y en días se viene Libertad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here