Desde que Diego Cocca le comunicó a mitad de año que no lo tendría en cuenta, el ex Huracán, que ya venía desde hacía rato muy relegado en el plantel profesional, hoy se limita a practicar diariamente en el predio Tita Mattiussi, con el desafío de vencer al desánimo y ante miradas hostiles de quienes consideran que siguió en Racing únicamente para no resignar dinero. En síntesis, que prioriza lo económco por sobre lo deportivo. Reproducimos su entrevista en Diario Olé.

-¿Rechazaste ofertas porque eran menores a lo que cobrás en Racing?

-Se dijeron varias cosas. Racing me vino a buscar y me hizo dos años y medio de contrato (se le vence en junio de 2018). Ya al primer mercado de pases me quisieron negociar cuando apenas había jugado cinco o seis partidos titular. Me pareció apresurado sacar conclusiones de cómo fue mi rendimiento. Me llamaron desde Colón, pero al final se cayó. En el mercado de diciembre pasado también querían que me fuera.

-¿Y qué pasó?

-Vino Aldosivi. Hablé con Víctor (Blanco) y le dije que quería jugar. Le pedí que hiciéramos un esfuerzo las dos partes, tanto los dirigentes como yo, y que después de ese préstamo veíamos si rescindíamos para no ser un estorbo. Obviamente que mi contrato no iba a ser el mismo, pero a ellos les facilitaba el tema económico y yo iba poder jugar. Se dieron vueltas: que sí, que no, que vemos, y Aldosivi al final contrató a otro jugador. Y me tuve que quedar. A los dos meses un dirigente vino a decirme que tenían la intención de bajarme el sueldo. Yo les dije que no, que había un contrato firmado. Yo quise irme para jugar y abaratarles las cosas.

-Podrías haberte ido a Aldosivi y resignar dinero. Por ese lado, entonces, priorizaste lo económico…

-No, se dijeron muchas cosas, pero siempre prioricé jugar.

-Pero como no te ofrecían pagarte lo mismo que cobrás en Racing, no fuiste a Mar del Plata…

-Yo estaba dispuesto a resignar, pero para no perder tanto intenté que Racing pagara una parte. Porque a Aldosivi le pedí que se acercara un poco más al contrato que tenía yo en Racing y me dijeron que lo iban a analizar. Después dijeron que no querían salirse del presupuesto. Pregunté en Racing si podían pagarme una parte del contrato. Primero dijeron que sí, después que no. Les servía a ellos que yo me fuera y a mí para poder mostrarme en otro club. Era lo mejor para todos, me parece…

-¿Sentís que te desvalorizaste mucho y te va a costar conseguir otro club?

-Obviamente que no es lo mismo jugar que no. Pero bueno, lo más importante es que pienso que en algún momento voy a tener la posibilidad de hacerlo en otro lado y de demostrar que uno está bien.

-¿Cómo hacés para motivarte sabiendo que lo tuyo sólo se limita a las prácticas con los juveniles?

-Trato de ser positivo: lo mejor siempre está por venir. Lo más lindo es sentir esa adrenalina de salir a la cancha los fines de semana. No puedo hacerlo, pero intento estar tranquilo y prepararme para lo que viene.

-¿Merecías más chances en Racing?

-Es difícil sacar conclusiones con tan pocos partidos jugados de titular, sin continuidad. Tuve algunos buenos y otros no tanto, pero no jugué ni 10 seguidos. Después, con tantos cambios en el equipo, podría haber tenido alguna otra chance…

-¿El hincha como te trata?

-La gente nunca me dijo nada malo, siempre me trató bien. Lo único que no me gustaron fueron algunos manejos de los dirigentes. Porque yo siempre fui claro, siempre quise jugar y sentirme importante.

-¿Qué fue lo que no te gustó de los dirigentes, concretamente?

-Por ejemplo, que quisieran bajarme el salario a pesar de que les dije que lo mejor era llegar a un acuerdo e irme a Aldosivi.

-¿Cómo es tu rutina diaria?

-Me estoy entrenando con la Reserva, a cargo de Juan Fleita y Chiche Arano. Trabajamos muy bien porque hay chicos que están a un paso de la Primera y le ponen muy buena predisposición e intensidad. Eso es importante para mí, así estoy bien de acá a diciembre por si surge alguna oferta de otro club. Además, a la tarde hago ejercicios con un Profe particular para complementar algunos trabajos.

La Bruja recaló en Racing en 2016 después de un buen momento en Huracán. Fue por pedido de Facundo Sava, quien lo puso en 11 encuentros, seis de arranque. Con el Ruso Ruso Zielinski dejó de estar en la consideración y esto se profundizó cuando Diego Cocca regresó al club, debido a la cantidad de volantes que tenía por delante: Ezequiel Videla, Luciano Aued, Francisco Cerro y Diego González. Hoy, a los 34 años, aparece sumido en el ostracismo. Según él, a la espera de que se reabra el mercado de pases para buscar otro club. Hasta ahora, Racing no quiso rescindirle el convenio de manera unilateral para evitar pagarle el período restante de contrato. El tiempo sin vidriera es irrecuperable, pero Vismara no se desespera y confía en que aún puede renacer como futbolista.

 

Fuente: Diario Olé

 

Compartir
Artículo anteriorAhora Cuadra todo
Artículo siguienteUn punto que da respiro
Kedin Tajes
Periodista Deportivo. Administrador en Racingmaníacos, redactor y editor en Racing.com.ar y cronista en Rock and Ball. Hincha y socio de Racing, por supuesto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here