En el partido frente a Independiente se vio una curiosidad: el estadio estaba “inundado” de banderas y accesorios prohibidos en los estadios. Algo que semanas atrás incautaron en el “Presidente Juan Domingo Perón” por ser ilegal. Un mamarracho más del jefe del organismo de seguridad.

Cuando uno miraba el ambiente del “Libertadores de América” algo llamaba la atención. Una sensación de que había algo raro. Y con un chasquido de dedos surgió el pensamiento en silencio: “¡¡Claro!!, hay banderas de todos los tamaños”. Obviamente, la curiosidad nació porque es algo que está prohibido. Algo que aumentó por demás fue cuando haciendo un poco de memoria es que en la cancha, que está a solo un par de metros, se inhabilitó el ingreso de las mismas. Es más, contra Gimnasia de La Plata se le negó ingresar a los hinchas con gorro, visera o capucha. Una locura. Pero no fue el único “percance” con el público racinguista, ya que en la previa al duelo contra Atlético Tucumán fueron detenidos, por medio del organismo de seguridad que comanda Juan Manuel Lugones, cuarenta y dos simpatizantes académicos. La rareza es que ninguno de ellos pertenecía a la primera linea de “La Guardia Imperial”. Todo muy raro…

Volviendo a lo sucedido en el estadio de Independiente, se vieron banderas de más de dos metros, gorros, papelitos y pirotecnia, un cóctel netamente ilegal en las tribunas del fútbol argentino. Incluso, una bomba de estruendo cayó cerca de donde estaba ubicado Agustín Orión. Si esté generaba alguna lesión al arquero de Racing, ¿quién se iba a hacer cargo de terrible accionar? No, si la policía sacó, por pedido de la Aprevide, un trapo del “Rojo”. Lastima que la sustrajeron porque tenía un mensaje político y no porque, como muchas otras, están imposibilitadas.

Los rumores son muchos, como la simpatía de Lugones por los vecinos o el fin de la “amistad” de los barrabravas de “La Acadé” con la policía de la Comisaría número 1, pero lo único cierto es que parece que no cae bien lo que pueda pasar en el “Cilindro”.

Compartir
Artículo anteriorRacing recibió a la Embajada de Estados Unidos
Artículo siguiente¿Con Huevo a Rosario?
Claudio González
Nacido en Capital Federal el 5 de Mayo de 1989. Académico desde la cuna y un apasionado por el periodismo. Me recibí como periodista deportivo en el 2014. Formo parte del staff de Racingmaniacos desde mediados del 2011, donde incursione por las secciones de filiales, columna de opinión y la actualidad de los ex Racinguistas por el mundo. Soy director general de "Bitácora de la Redonda", un sitio web donde depunto el vicio periodístico; y además soy integrante del departamento de prensa de Central Ballester y conductor de "Sangre Canalla", programa radial partidario de este mismo equipo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here