Racing se entrenó luego del triunfo ante Gimnasia (LP) y ya se focaliza en el clásico ante Independiente. Marcos Acuña y Brian Fernández trabajaron diferenciados. ¿Llegará el Huevo?

La semana comienza muy gris, como el cielo que se hace presente con sus lluvias. Si bien la Academia está contenta porque se quedó con el triunfo ante el Lobo, hay incertidumbre ante la espera de lo que suceda con el Huevo. Y es que Marcos Acuña trabajó en fisioterapia y kinesiología, tras pedir el cambio por una molestia en la cara posterior del muslo izquierdo. Tras la práctica, se hará los estudios pertinentes.

Mientras tanto, el resto de los titulares ante Gimnasia trabajaron en el gimnasio con labores regenerativas, y quienes no tuvieron tanta actividad durante el fin de semana, hicieron fútbol reducido en el Centro Deportivo Racing Club. Entre ellos estuvo Marco Torsiglieri, ya recuperado del traumatismo en el gemelo externo derecho, sufrido ante Temperley.

Quien no estuvo presente fue Pablo Álvarez, ya que padece un cuadro febril. Mientras que Brian Fernández trabajó en kinesiología por una sobrecarga en el gemelo izquierdo, sufrida ante el Tripero, y Gustavo Bou llevó a cabo una rutina específica para llegar en óptimas condiciones al derby.

La Academia volverá a trabajar el martes por la mañana.

Compartir
Artículo anteriorGanar en el momento justo
Artículo siguienteSe rompió la cascara
Julián Mazzara
Periodista y productor en Racingmaníacos Radio, Esperanza Racinguista (AM 1220) y Café Veloz (AM 1010). Fanático del rock and roll en todos sus estilos y formas. Vi a The Rolling Stones y Guns N' Roses en un mismo año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here