Los barrabravas integrantes de La Guardia Imperial, junto con otros 14 hinchas que contaban con antecedentes, no pudieron ingresar al Cilindro para vivir el duelo entre Racing y Gimnasia. La medida fue obra de un trabajo conjunto entre el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires y APREVIDE. También se detuvo a 14 hinchas que contaban con antecedentes.

A modo de lucha por parte de Racing ante los conflictos que se sucedieron últimamente con la barra brava, para el partido que se disputó ante Gimnasia no se permitió el ingreso de los principales líderes de La Guardia Imperial. Asimismo, quienes sí pudieron sortear los controles para ingresar al Cilindro decidieron manifestar su repudio en forma silenciosa, dejando libre un hueco detrás del arco donde la facción suele ubicarse.

Según trascendió, fueron 44 los barras que tuvieron prohibido el ingreso al estadio de Racing. Los restantes, quedaron afuera gracias a un trabajo conjunto que llevó adelante el Ministerio de Seguiridad de la Provincia de Buenos Aires y APREVIDE. Además, en los últimos instantes previos al partido, otros 14 hinchas fueron detenidos por la policía bonaerense, ya que contaban con antecedentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here