Racing no pudo ante Temperley en ocasión de la fecha 22 del torneo local, y cayó por 3 a 0 ante el equipo del sur, dejando pasar la chance de sumar de a 3 para pelear los primeros puestos de la tabla de posiciones. De este modo, los de Cocca continúan con 39 unidades y ya piensan en enfrentar a Gimnasia. Pese al trago amargo, el partido contó con el regreso de Lisandro López a la cancha luego de la lesión que sufrió ante Huracán en la pretemporada.

En esta ocasión, la Academia no comenzó el partido de la mejor manera. Al minuto de juego en el estadio Alfredo Belanger, Guevgozián puso el 1 a 0 inicial a favor de Temperley, el cual concretó el primer tropiezo para los dirigidos por Cocca. El equipo debió luchar por concretar la igualdad desde los primeros instantes del juego, con la ilusión de rescatar 3 puntos fundamentales. Con esa mentalidad quiso aprovechar su oportunidad Bou. Con asistencia de Cuadra, la Pantera pateó con intenciones de poner el 1 a 1, pero la pelota se desvió por encima del travesaño.

A los 10 minutos de la parte inicial, fue Pablo Álvarez, quien regresó hoy a la actividad oficial luego de una lesión que lo aquejaba, quien tuvo su chance. El futbolista aprovechó un rebote y remató desde afuera del área, pero el tiro careció de la direccionalidad debida. Un minuto más tarde, volvió a aparecer Bou en escena para protagonizar una buena corrida hacia el arco rival, pero el arquero del equipo celeste pudo tapar con lo justo.

En la búsqueda del empate, y ya promediando los 17 minutos de juego, Pillud intentó hacer lo suyo desde afuera, aunque no pudo impedir que Ibáñez controlara sin mayores inconvenientes. Sin embargo, la primera llegada de riesgo para Agustín Orión llegaría de la mano de Zárate, quien probó ampliar la diferencia en el marcador desde lejos. El tiro terminó yéndose por lo alto.

Luego de la amonestación para Peralta, el equipo local lograba culminar el primer tiempo con el marador en 2 a 0 a su favor. Sucedió que, a los 42 minutos de la parte inicial, Di Lorenzo remató y logró vencer la resistencia de Orión, haciendo que la brecha sea más amplia. Conscientes de que la situación debía revertirse en los 45 minutos restantes, la Academia se dirigió a los vestuarios.

El comienzo del complemento encontró a Temperley con la amonestación de Ozuna. A los 10 minutos, Bou volvió a hacer de las suyas. En esta ocasión, maniobró de gran manera pero, entre el arquero y el travesaño, la pelota no pudo entrar en la red. Posteriormente, los entrenadores de ambos equipos decidieron incorporar la primera variante a sus respectivas formaciones. Así fue como Miloc remplazó a Peralta en Temperley, mientras que Cocca optó por hacer efectivo el ingreso de Cerro en lugar de Díaz.

Acuña fue quien, posteriormente, probó desde afuera para desafiar a Ibáñez. Pero el tiro no tuvo precisión. Minutos más tarde, más precisamente a los 25 de la parte complementaria, Diego Cocca llevó adelante la segunda variante en el equipo, haciendo ingresar a Rosales en lugar de Meli. Paralelamente, Mancinelli ingresó por Ozuna en el equipo local.

Posteriormente, se produjo el ingreso de Licha López, en su regreso a las canchas luego de su lesión, para reemplazar a Barbieri e ir ganando rodaje para favorecer su reinserción. De este modo, Cocca agotaba los cambios en el equipo, que, lejos de darse por vencido, volvió a intentar salir der cero con una buena jugada de Bou, a la cual Ibáñez logró anticiparse con un zurdazo.

Pese a los intentos, los minutos pasaban y la Academia comenzó a dejar la ilusión de imponerse ante el equipo del sur. Así sucedió con el tercer gol de Temperley, convertido nuevamente por Guevgeozián a los 39 minutos del complemento. Inmediatamente después del segundo gol de su autoría, el futbolista fue reemplazado por Vázquez.

Así fue como el duelo llegó a su final. La Academia continúa acumulando 39 unidades en la tabla de posiciones, y perdió la chance de dar un paso más y achicar diferencias en la parte de arriba de la tabla. Pero, como dice el dicho, “no está muerto quien pelea”. Sin dudas, y como bien versa el título de esta crónica, fue una noche para el olvido.

Formaciones:

Temperley: Ibáñez; Chimino, Aguirre, Bojanich, Escobar; Peralta, Zárate, Di Lorenzo, Ozuna; Figueroa y Guevgozián.

Suplentes: De Bortoli, Bogino, Romero, Miloc, Mancinelli, Vázquez y Cólzera.

D.T.: Gustavo Álvarez.

Racing: Orión; Pillud, Barbieri, Torsiglieri, Álvarez; Díaz, Meli, Gonzalez, Acuña; Cuadra y Bou.

Suplentes: Musso, Vittor, Cerro, Videla, Rosales, Guille y Lisandro López.

D.T.: Diego Cocca.

Árbitro: Mauro Vigliano.

Estadio: Alfredo Beranger.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here